El Plan de Impulso del Transporte de Mercancías por Ferrocarril ha marcado la actualidad del sector en el último mes de 2017. Con esta iniciativa, el Ministerio de Fomento pretende dar un empujón a este modo para que alcance la cuota modal que ya tiene en otros países de nuestro entorno, con la doble finalidad de reducir las emisiones contaminantes del transporte y de quitar camiones de la carretera, con el fin de reducir la congestión.

Así las cosas, Íñigo de la Serna presentó a mediados de mes en Madrid el nuevo plan estratégico para el ferrocarril de mercancías. Esta iniciativa del Ministerio de Fomento incluye, entre otras medidas, ayudas al transporte de mercancías por ferrocarril que, en todo caso, deberán adaptarse a la legislación de la Unión europea y que supondrán un monto anual de 25 millones de euros hasta 2023, así como la potenciación de las autopistas ferroviarias.

Sin embargo, la medida estrella del Plan de Impulso del Transporte de Mercancías por Ferrocarril se concreta en la creación de una nueva sociedad mixta público-privada para potenciar la labor de Renfe Mercancías.

En este sentido, Fomento ya ha dado el primer paso en el proceso de enajenación de Renfe Mercancías con la licitación para contratar al asesor que pilotará la vendor due diligence de la rama de mercancías de Renfe y elaborará su cuaderno de venta.

Sin embargo, este plan no ha sido muy bien recibido por el sector del transporte de mercancías por carretera, que se opone a las ayudas que se han planteado para el transporte ferroviario de mercancías, toda vez que, en su opinión, “atentan contra la libre competencia” y, al tiempo, benefician “al modo menos eficiente frente al más eficiente”.

Por otra parte, y en relación también con la reducida cuota modal del ferrocarril de mercancías, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha hecho público en diciembre un informe en el que alerta del impacto del descenso de tráfico de Renfe Mercancías en el transporte ferroviario e informa de que está elaborando un informe sobre los costes subyacentes del transporte ferroviario de mercancías que también contará con una serie de recomendaciones para aumentar la actividad del transporte de mercancías.

De igual modo, y en sentido contrario, como para contradecir el análisis de la CNMC, en diciembre se dio a conocer que en octubre, los tráficos de Renfe Mercancías crecieron un 4,5% anual en octubre hasta alcanzar las 1.678.500 toneladas en dicho mes.

Terminal de contenedores en el puerto de Castellon con vias de ferrocarril

En octubre, los tráficos de Renfe Mercancías crecieron un 4,5% anual en octubre hasta alcanzar las 1.678.500 toneladas en dicho mes.

Nuevas conexiones ferroviarias para varios puertos

Durante el último mes de 2017, también se han dado a conocer nuevas inversiones que servirán para mejorar las conexiones ferroviarias de varios puertos españoles. Así pues, Fomento ha comprometido una inversión de 12 millones de euros para los nuevos accesos al puerto de Castellón que  podría dar comienzo en 2019 y terminar un año después, en 2020.

En este mismo sentido, el departamento que dirige Íñigo de la Serna también conectará el puerto de Alicante con el Corredor Mediterráneo, una inversión que contribuirá a reducir los costes logísticos para las empresas exportadoras de la provincia.

Mientras, el puerto de Vigo, por su parte, se ha decantado por el acceso del ferrocarril a través del Parque Tecnológico de Valladares para evitar incidencias en el municipio de Vigo y no afectar a los terrenos de PSA.

De igual modo, el puerto de Huelva avanza en su proyecto de la plataforma intermodal tras finalizar las obras de mejora de la terminal en el Muelle Sur para su adaptación a trenes de 750 metros y la del foso de descarga de granel sólido.

Los puertos españoles son cada día más conscientes de que las inversiones en infraestructuras ferroviarias favorecen las comunicaciones entre el recinto portuario y su hinterland, algo que en el caso del puerto de Valencia se centra en lograr una “total integración entre el tren y el buque” con el proyectar su actividad tierra adentro y potenciar nuevos servicios que contribuyan a integrar las cadenas logísticas.

Así mismo, en el ámbito de las infraestructuras ferroviarias, Fomento también ha anunciado durante el mes de diciembre que solicitará financiación europea para la conexión del noroeste peninsular con el Corredor Atlántico e, igualmente, ha anunciado la inminente presentación del proyecto de la variante ferroviaria de Pajares que permitirá el tráfico mixto.

En idéntico sentido, por un lado, Adif ha dado a conocer que construirá una terminal ferroviaria de mercancías en la Plataforma Logística de Badajoz, para la que se ha anunciado una inversión autonómica de más de 12 millones de euros hasta 2019, mientras que, por otro, Fomento impulsa la creación de un hub de innovación ferroviaria en Málaga para potenciar la proyección internacional del ecosistema ferroviario y convertir a España en un polo de innovación.

Al tiempo, España y Francia están analizando nuevas medidas para potenciar la proyección logística del paso central de los Pirineos, así como nuevos accesos a las plataformas de PlaZa y Plhus y su conexión con otros corredores.

Por otra parte, Maersk ha puesto en marcha un nuevo servicio ferroviario entre Córdoba y el puerto de Algeciras con tres trenes semanales por sentido, con una capacidad de 52 TEUs por trayecto entre la instalación portuaria y la terminal cordobesa de El Higuerón.

Mientras, el tráfico de la Terminal Marítima de Zaragoza ha repuntado un 20% en 2017 gracias sobre todo a la buena acogida que ha tenido el Canal Frío para mercancía a temperatura controlada operado por APM Rail y al lanzamiento de nuevos servicios como el de DSV que enlaza Zaragoza con cualquier destino en China con unos tiempos de tránsito de 26 días entre Zaragoza y Zhenghzou.