Representación virtual de la ZAL

Valencia ha logrado aprovechar su potencial, convirtiéndose en una opción muy atractiva para los inversores.

El crecimiento imparable del e-commerce está transformando la cadena de suministro omnicanal, generando un incremento de la demanda de instalaciones logísticas, especialmente en las zonas de mayor consumo.

Si bien Madrid y Barcelona han sido las ciudades que tradicionalmente han copado el mercado inmologístico, otras como Valencia han logrado aprovechar su potencial, convirtiéndose en una opción muy atractiva para los inversores.

Precisamente en esta ciudad, está en marcha el proyecto de la Zona de Actividades Logísticas, para el que ya se han recibido ofertas de varias empresas interesadas en instalarse en las parcelas disponibles.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana desestimaba en diciembre por segunda vez la paralización de la ZAL, pues a su juicio, debe prevalecer el interés general de la actuación, que tendrá efectos positivos sobre la economía regional y el conjunto de la Comunidad Valenciana.

La actuación, que ha recibido una «oposición constante», según denuncian desde VPI Logística, es una de las más importantes en materia logística que se han llevado a cabo nunca en la región.

En esta misma zona, han concluido las obras del Parque Empresarial Ciudad Circuito de Cheste, que en un año tendrá el 70% de su superficie ocupada, y se han adjudicado cuatro nuevas parcelas en Parc Sagunt a Lannuti España, Industrial Facilities, Shopping Plataform, e Inmo Arnedo.

Asismimo, Meyer Bergman ha adquirido una nave tipo cross-dock en Ribarroja de Turia y ya están operativas las instalaciones, también de cross-docking, de DSV Road en Picasent.

Cataluña y otras regiones

En cuanto al mercado inmologístico en Cataluña, la elevada demanda de los operadores logísticos, combinada con la escasez de suelo disponible, principalmente en las zonas prime, ha provocado que el 59% de los 534.000 m² que se incorporarán al mercado en 2020 ya estén precontratados.

gazeley valls oscar heras

El proyecto G-Park Valls abrirá sus puertas en 2020.

Entre los principales proyectos que abrirán sus puertas en este ejercicio, se encuentra G-Park Valls, situado en el municipio tarraconense de Valls y promovido por Gazeley. Además, la nueva nave de Montfrisa en la localidad barcelonesa de El Prat podría estar terminada en el mes de marzo.

También en el entorno de la ciudad condal, Mundisa se ha trasladado a Pallejà tras quince años en Cervelló. Por otro lado, Montepino Logística desarrollará un nuevo centro de transporte y distribución para XPO Logistics en la localidad de Castellbisbal, en Barcelona, que comenzará a operar en 2021.

En esta misma zona, el grupo ha encargado a CBRE y a Savills Aguirre Newman la comercialización de una nave de nueva construcción con una superficie de 15.800 m², mientras que en Tarragona, destaca el proyecto urbanístico de la ZAL, que supondrá una inversión de más de 30 millones en cuatro años.

Otras iniciativas a tener en cuenta en el último mes del año han sido las de PepsiCo, que destinará 16,7 millones de euros una nueva planta de snacks en Burgos, y la ‘joint venture’ de Arrow Capital y Cerberus, que ha adquirido tres activos en Zaragoza. Además, Alibaba podría estar interesado en instalarse en Sevilla.

Operaciones

En el ámbito de las operaciones, Patrizia ha comprado a BentallGreenOak un portfolio paneuropeo compuesto por 42 activos repartidos por Francia, España, Italia y los Países Bajos. A su vez, P3 Logistic Parks gestionará la cartera Maximus, hasta ahora de Apollo Global Management y valorada en 950 millones.

También el gestor de activos Invesco Real Estate ha elevado su inversión en la plataforma paneuropea Logistics Capital Partners, que contará con más de 1.000 millones de euros para el desarrollo de activos en un plan que durará entre tres y cinco años.

Por último, Merlin Properties ha completado la emisión de bonos ordinarios no subordinados en el euromercado por un importe total de 500 millones de euros.