En julio de 2017, han aumentado por primera vez en años todos los tráficos de Renfe Mercancías, con un incremento total del 12,27%, según los datos del Ministerio de Fomento, que en el séptimo mes del año ha reforzado su apuesta por el Corredor Mediterráneo. De hecho, quiere llevar el ancho estándar a todos los puertos que formarán parte de esta infraestructura.

Las conexiones ferroportuarias siguen siendo también una de sus principales líneas de actuación, como pone de manifiesto la reciente aprobación de 15 proyectos ferroviarios por parte del Comité para la Distribución del Fondo de Compensación Interportuario, para los que el Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria aportará 48,5 millones de euros.

A esto se suma la firma del convenio de colaboración con la administración vasca para la construcción de la variante sur ferroviaria que conectará el puerto de Bilbao con las redes ferroviarias existentes para facilitar el tránsito de mercancías. En cuanto al puerto de Cádiz, ya se han licitado a través de Adif las obras de modificación del acceso ferroviario para garantizar la conexión con la nueva terminal de contenedores.

Otro puerto que está avanzando en este área es el de Valencia, que ha puesto en marcha en julio su nuevo servicio ferroviario nocturno y ha introducido ciertas novedades en las declaraciones de tráfico de contenedores por ferrocarril, como la obligatoriedad de utilizar el servicio Valenciaportpcs, que comenzarán a aplicarse a partir de octubre.

Por otro lado, se han puesto en marcha nuevas actuaciones en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, que se presenta como un eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo. Por su parte, en la línea entre Barcelona y la ciudad francesa de Perpiñán, ya se admiten trenes de 750 metros, lo que supone un gran paso para el transporte de mercancías hacia y desde Europa.

La administración aragonesa visita la terminal china de Yiwu

Aragón podría estar directamente conectada con China a través del ferrocarril en el plazo de seis meses o un año.

En este contexto, el Eurotunnel, que permite el transporte de camiones a través del Canal de La Mancha, incorporará un nuevo escáner que ahorrará tiempo en el proceso de control de los trenes que utilizan la lanzadera, cuyo tráfico en el mes de junio se mantuvo estable.

Más allá del territorio europeo, en el séptimo mes del año han continuado las negociaciones para que el tren entre Madrid y la región china de Yiwu realice también una parada en Zaragoza. Según ha informado el propio presidente de la empresa que gestiona la línea, Aragón podría estar directamente conectada con el país asiático en el plazo de seis meses o un año.

Las empresas se decantan por el ferrocarril

Sin duda, el ferrocarril se presenta como una apuesta de futuro, como demuestra el hecho de que cada vez más empresas opten por este modo de transporte para sacar camiones de la carretera. En junio destaca la prórroga del convenio de colaboración entre Seat y Cargometro para el traslado de componentes entre la planta del fabricante en la Zona Franca de Barcelona y la de la localidad de Martorell, también en la ciudad condal.

Asimismo, como indica la última Memoria de Medio Ambiente de Mercadona, la compañía de distribución ha realizado 407 trayectos en tren en 2016 para gestionar sus operaciones junto a su interproveedor Acotral.