Después de que a primeros de junio, la Unión Europea diese su visto bueno a la Alianza P3, fueron las autoridades chinas las que frenaron el intento de MSC, Maersk Line y CMA CGM de constituirse como una de las mayores uniones en el sector marítimo para operar buques portacontenedores entre Asia, Europa y América.

Las navieras, según informaron, respetaron la decisión de las autoridades chinas y decidieron no continuar con la Alianza, a pesar de que podrían haber funcionado solamente en las rutas entre Europa y América, en donde las autoridades sí había aprobado las operaciones de las tres líneas.

Además, tal y como señaló Drewry en un informe, las tres compañías podrán seguir reduciendo sus costes operativos sin necesidad de aliarse, aunque la consultora estimó que la formación de mega-alianzas «no se detendría».

Por otro lado, en junio Trasmediterránea cedió a Suardíaz los derechos de la Autopista de Mar Vigo-Nantes, por lo que el siguiente paso será que los gobiernos de Francia y España den el visto bueno para poner en marcha el proyecto que, según Ignacio López-Chaves, presidente del puerto de Vigo, «no vulnera la competencia». En total, tendrá un presupuesto de 33 millones de euros, asistido, en su mayor parte, por los gobiernos de Francia y España, a excepción de los tres que otorga la Unión Europea.

En relación al posible fraude en las obras del Musel, en el puerto de Gijón, España calificó de «desproporcionado» devolver la totalidad de las ayudas concedidas al puerto, en el momento en el que la Comisión Europea estaba analizando la información adicional proporcionada por las autoridades españolas. En este sentido, la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude recomendó al Ejecutivo comunitario que reclamase la devolución de los 198 millones de euros que se desembolsaron para la construcción de El Musel.

Asimismo, CCOO denunció a la Autoridad Portuaria de Huelva por siete supuestos delitos, entre ellos, ambiental, de prevaricación, contra los trabajadores, malversación de fondos, etc.

«Bronca» en el puerto de Valencia

En junio, el puerto de Cádiz firmó su convenio de estiba, con el consenso de todas las partes, tanto de los trabajadores, afiliados en su mayoría a Coordinadora, y los empresarios, por lo que se espera que este documento dé estabilidad y proyección de futuro al puerto andaluz.

Sin embargo, en el puerto de Valencia, siguieron las negociaciones por alcanzar un acuerdo entre la estiba y la parte empresarial, unas negociaciones que se han visto agravadas por el conflicto entre Noatum y MSC iniciado después de que el puerto diese una concesión a la naviera MSC para operar buques de otras compañías, a pesar de contar con una terminal privada.

Otras noticias destacadas fueron el inicio de las obras para ampliar la terminal BEST en el puerto de Barcelona; el comienzo de la Operación Paso del Estrecho 2014, en la que se espera que se incremente en un 7% el número de pasajeros; o la confirmación, por parte de la Audiencia Nacional, de la multa de 4,6 millones de euros a Sintrabi por limitar el acceso a las infraestructuras portuarias en el puerto de Bilbao.

Además, en junio, la OMI anunció su intención de exigir la verificación del peso de los contenedores antes de ser embarcados, debido a que el sobrepeso acarrea, generalmente, problemas a los transportistas por carretera, a los estibadores y de seguridad.

BarcelonaPort terminal contenedores muelle Príncipe de Espana

La OMI exigirá la verificación del peso de los contenedores antes de permitir que se carguen en los buques

En España, Anave alertó, durante su Asamblea General, sobre la inacción del Gobierno en la reforma del Registro Especial de Canarias, que puede provocar una disminución del 8% en la flota del pabellón español.

Viudes se despide del puerto de Cartagena

Asimismo, en junio se inició un intenso debate ante la propuesta del Ministerio de Fomento de crear un Fondo de Accesibilidad Terrestre Portuaria para sufragar las obras de los accesos viarios y ferroviarios de los puertos que conforman Puertos del Estado.

Por otro lado, antes de que Antonio Sevilla tomase posesión de su nuevo cargo como presidente de la Autoridad Portuaria de Cartagena, el antiguo presidente, Ángel Adrián Viudes se iba «dolido» con el ex-presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, quien le habría pedido que se quedara al frente de la Autoridad Portuaria hasta el 2015, año en el que se despejarían las dos cuestiones más importantes del puerto: la construcción del Gorguel y la liberalización de la estiba.

Por último, Manuel Gutiérrez fue nombrado director gerente de Málagaport, mientras a finales de junio, Juan Agustín Romero Gago fue nombrado director del puerto de Cádiz en sustitución de Albino Pardo Rodríguez.