Buscar una solución a la suspensión de la autopista del mar entre los puertos de Gijón y de Nantes ha sido una de las prioridades en el sector marítimo durante el mes de octubre. Así, a principios de mes, la presidenta de la Autoridad Portuaria de El Musel, Rosa Aza, pedía que se despejase cuanto antes la incertidumbre sobre la AdM para que otras navieras pudiesen explotar la línea que LD Lines había dejado de operar.

Por su parte, desde Bruselas se planteó la posibilidad de licitar una nueva autopista entre ambas localidades, una propuesta que Puertos del Estado rechazó. En cambio, advirtió a la naviera que, reclamaría los 30 millones de subvención «si deja de operar la autopista del mar» y mantuvo su idea de completar los siete años de servicio que tenía contratado con LD Lines.

De esta forma, a finales de mes, Europa daba el visto bueno para ampliar, durante un año más, las ayudas a la naviera para operar la línea, al no haberse  agotado ni el plazo ni el presupuesto máximo de las mismas, si bien no se terminó por aclarar que LD Lines acepte mantener operativa la línea durante los próximos tres años si sólo recibe la subvención hasta 2015.

EE.UU. aprueba la alianza 2M

En cuanto al sector de la estiba en España, a la espera aún de la sentencia del TJUE sobre el modelo español, un hecho que desde Puertos parece «extremadamente inminente», el puerto de Valencia parece más cerca de alcanzar un acuerdo entre trabajadores y empresas estibadoras, tal y como lo han afirmado durante el mes de octubre tanto el Consejo de Administración del puerto como desde la Asociación Valenciana de Empresarios.

Precisamente en Valencia se celebrará el I Congreso Estatal de la Estiba ‘Frente Portuario’ en noviembre, una agrupación de sindicatos cuyo objetivo será dar salida y forma a la necesidad de organización que se mueve en el colectivo, “porque no somos sumisos y estamos dispuestos a usar todo nuestro potencial en la defensa de nuestros derechos”, según aseguró a finales de octubre.

trabajos de estiba

Mientras que en el puerto de La Coruña ya se ha alcanzado un acuerdo, en Valencia el convenio entre estiba y empresas parece cada vez más cercano.

Además, en el puerto de La Coruña se alcanzó un acuerdo, tras tres años de negociaciones, entre estibadores y empresarios, con el que se espera aportar estabilidad y seguridad al sector de la estiba coruñés.

Por otro lado, en octubre, Estados Unidos aprobó la alianza 2M, entres Maersk y MSC, al entender que no vulnera las leyes de competencia. A pesar de ello, aún faltaría el visto bueno de los reguladores en China y Europa antes de comenzar a operar, previsiblemente, en enero, aunque desde el European Shipper’s Council se solicitó a las autoridades europeas que pusiesen «límites» a la concentración que podría suponer esta alianza.

En octubre se publicó, finalmente, en el Boletín Oficial del Estado, la nueva Ley que establece oficialmente las normativas que han sido modificadas durante el último año, como son la ampliación de los plazos concesionales de 35 a 50 años y la creación del Fondo de Accesibilidad Terrestre Portuario. Además, el Comité para la Distribución del Fondo de Compensación Interportuario decidió destinar un total de 35,3 millones de euros a las autoridades portuarias en 2015.

Asimismo, a un mes de dejar su cargo de comisario de Transportes en la Comisión Europea, Siim Kallas hizo balance de las últimas acciones que ha emprendido la Unión Europea y aseguró que «Europa necesitaba un sector del transporte marítimo de alta calidad».

Reducción en las emisiones de azufre, aumento en las tarifas

Durante los últimos meses, han aparecido artículos, estudios y declaraciones sobre las consecuencias que tendrá la reducción de las emisiones de azufre en la industria marítima. Así, una noticia recogida por Anave aseguraba que los armadores estaban planteándose la opción de aumentar las tarifas de sus servicios como forma de compensar las inversiones en combustibles bajos en azufre, hasta un 55% más caros que el fueloil marítimo, en buques de GNL o en depuradores.

Por último, en el apartado de nombramientos, se conocía a finales de mes que Federico Esteve dejaba la presidencia del Clúster Marítimo Español, un cargo que ocuparía José Luis Cerezo, vicepresidente, hasta las elecciones que tendrán lugar el 11 de noviembre. Además, el Consejo Internacional de Estibadores eligió a Jordi Aragunde, de 32 años y estibador en el puerto de Barcelona, como su nuevo coordinador.