El nuevo curso ha arrancado con buenas perspectivas para los puertos españoles, algunos de los cuales han dedicado todos sus esfuerzos en verano al correcto desarrollo de la OPE 2018. La campaña se ha cerrado con cifras muy positivas en instalaciones como las de Algeciras, con más de 2,8 millones de pasajeros y 600.000 turismos. 

Además, la nueva presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, ya ha completado el organigrama con el que gestionará el ente público. Sin embargo, los problemas del sector no se han movido de sitio y Anesco ya ha empezado a meter prisa al organismo portuario para conocer cuanto antes el desarrollo reglamentario de la Ley de la Estiba.

También sigue avanzando en la definición de las propuestas que trasladará a los sindicatos para cerrar el V Acuerdo Sectorial Estatal. A su vez, las Sagep están empezando a transformarse en Centros Portuarios de Empleo, en línea con la regulación actual.

En medio de este panorama, se encuentra Competencia, que prepara una sustanciosa multa para las empresas estibadoras y organizaciones sindicales por el modelo elegido para la subrogación de los trabajadores. Esto ha llevado a CGT a pedir la comparecencia del director de la CNMC en el Congreso de los Diputados para aclarar las dudas pertinentes.

La estiba no es el único asunto pendiente de Puertos del Estado, que debe solucionar las colas de camiones que se forman en las terminales de puertos como el de Barcelona. Desde Cotraport y Fenatport han instado al organismo a habilitar nuevos carriles y acelerar la aplicación del servicio comercial en ciertas instalaciones.

Puertos

Precisamente el puerto catalán acaba de unirse a un Programa Mundial de Acción Climática para luchar contra el calentamiento global. El camino hacia la sostenibilidad es imparable y el puerto de Valencia, que ha recibido la primera embarcación propulsada por hidrógeno, puede dar fe de ello.

A esto se suma la fuerte apuesta de la Autoridad Portuaria por las conexiones ferroviarias para mejorar su competitividad. Su intención es sacar el máximo partido de sus infraestructuras de transporte, como ha quedado patente en el último encuentro con el Propeller.

También el puerto de Málaga aspira a impulsar la intermodalidad y ha acordado buscar sinergias con el clúster Railway Innovation Hub. En este contexto, se ha puesto en marcha un nuevo servicio ferroviario import-export con Madrid en la terminal de Noatum y ha empezado a operar una nueva línea férrea y marítima con Canadá.

Este pasado miércoles llegaba el primer tren del servicio a Noatum Terminal Málaga.

Noatum ha puesto en marcha una conexión ferroviaria entre Málaga y Madrid.

Mientras tanto, la Autoridad Portuaria de Sevilla ha presentado su Plan Estratégico 2025 para consolidarse como nodo portuario multimodal y motor del clúster logístico del sur.

En lo que respecta al puerto de Vigo, su futuro pasa por potenciar el tráfico de vehículos y de carga rodada. Entre sus próximos proyectos, destaca el de Suardíaz para probar el suministro eléctrico a los buques atracados a través de un generador a GNL.

Otro puerto gallego que ha sido noticia en septiembre ha sido el de La Coruña, que ha pedido al Gobierno la liberación de su deuda con Puertos del Estado por las obras de Punta Langosteira. Desde la Autoridad Portuaria insisten en que se trata de «una herencia recibida» del PSOE.

Por otra parte, el puerto de Castellón sigue siendo el único del sistema portuario español que tiene el servicio de aduanas fuera del recinto, una situación que está tratando de resolver la Subdelegación del Gobierno.

Navieras

En cuanto a las nuevas conexiones en los puertos españoles, Fred Olsen pondrá en marcha en octubre una ruta entre Las Palmas y el puerto de Arrecife, y en noviembre empezará a operar ciertas líneas entre la península y Canarias junto a Balearia.

CLdN ha realizado algunas mejoras en su servicio regular entre Santander y los puertos de Rotterdam y Leixoes, mientras CMA-CGM arrancará el 8 de octubre un nuevo servicio ‘feeder’ para la costa atlántica africana que pasará por Valencia y Algeciras.

A nivel internacional, los operadores se preparan para cumplir con los nuevos límites de azufre fijados por la OMI para los combustibles marítimos, lo que ha llevado a algunos a aplicar recargos extra que no han sido bien recibidos por los cargadores.