La velocidad del cambio que vive el sector logístico, azuzada, sin duda, por el crecimiento constante y enérgico del comercio electrónico, tiene su reflejo en toda una serie de movimientos empresariales que vienen sucediéndose sobre el tablero del sector en el continente europeo.

Estas operaciones tienen como eje principal el de consolidar posiciones en un entorno cambiante y que ofrece muy poca visibilidad hacia el futuro inmediato, máxime cuando los rumores de una nueva crisis se ciernen sobre la economía mundial, a lomos del enfrentamiento comercial que mantienen China y los Estados Unidos, que obligará a muchas empresas a reorganizar sus cadenas de suministroy pendientes más que nunca del ‘Brexit’.

Aún así, el comercio electrónico sigue creciendo, pese a la incertidumbre que lastra la evolución del comercio internacional. Como muestra de esa tendencia valga el dato de que ante el pico máximo de actividad que se avecina de cara al último trimestre del año, UPS se está preparando para duplicar sus envíos de paquetería en los Estados Unidos.

paqueteria Amazon

El sector logístico acelera su preparación para el próximo ‘Black Friday’.

Las entregas domiciliarias, en cuestión

En este sentido, los envíos transfronterizos de e-commerce en Europa han alcanzado los 95.000 millones de euros en 2018, pese a que el modelo de entregas domiciliarias parece cada vez más en cuestión, sobre todo desde un punto de vista de sostenibilidad económica, así como el uso de falsos autónomos para ahorrar costes sociales.

Frente a este panorama positivo, el ‘Brexit’ actúa como elemento de incertidumbre, a la vista, sobre todo, de los graves problemas de suministro que supondría para el Reino Unido. Así mismo, si la ruptura se produjera sin acuerdo, afectaría gravemente al transporte y la logística europeos, incluso para países que se han preparado a conciencia, como Francia, que ha diseñado un sistema aduanero inteligente.

soluciones-tyco-para-el-sector-retail

Con las dudas que crecen en las entregas domiciliarias se abren nuevas posibilidades para la integración omnicanal.

El momento de la omnicanalidad

Así las cosas, se abren nuevas posibilidades para la integración omnicanal, con las tiendas complementando la experiencia ‘on-line’ del usuario, en la que nuevas tecnologías como la realidad aumentada o la impresión 3D pueden aportar nuevas funcionalidades, en un escenario cada vez más tecnológico.

En este sentido hay que leer, por ejemplo, los esfuerzos que está llevando a cabo El Corte Inglés en el ámbito del e-commerce, de cara a 2020, o las experiencias que realiza Inditex con, por ejemplo, un tren eléctrico para el reparto de última milla, así como la integración de stocks de los canales físicos y on-line prevista para el año próximo.

Entre las empresas puras de comercio electrónico, mientras que Amazon sigue ganando presencia en España, con una nueva estación logística en Galicia, y, a escala global, explora un nuevo sistema para pagar únicamente con la mano y se centra en reducir a cero sus emisiones de carbono antes de 2040, Alibaba apuesta por los artículos de lujo.

El operador logrará reducir sus tiempos de entrega y adaptarse a las exigencias de los consumidores, que demandan más opciones para la recepción y devolución.

DPD refuerza su presencia en el mercado español de paquetería con la entrada en el capital de Tipsa.

DPD se mueve rápido

Dentro de las empresas de actividades logísticas y de transporte, DPD ha acaparado gran parte de los focos en septiembre, al lanzarse al mercado asiático, al agrupar la actividad de Seur y de Chronopost en Portugal bajo una misma marca y, sobre todo, por entrar en el capital de Tipsa para reforzar su presencia en el mercado español de paquetería, controlado con mano de hierro por el grupo Correos y que sigue marcando récords de facturación en 2018.

Al tiempo, y por otra parte, el Grupo Alonso ha puesto en marcha una nueva rama de negocio especializada en logística refrigerada, mientras que Revoolt ha iniciado sus operaciones en Logroño, Tipsa ha empezado a emplear triciclos eléctricos para el reparto de última milla en Bilbao y Stuart cuenta con un nuevo servicio para el reparto de mercancía adquirida en el canal físico.

En el ámbito internacional, DSV ha completado la compra de Panalpina y el nuevo operador ya integrado ha iniciado sus primeras operaciones.