En los últimos meses, varios conductores españoles de camión han sido sancionados con fuertes multas por circular con vehículos de más de 3,5 toneladas de MMA por áreas señalizadas como de circulación restringida en Alemania.

Esta infracción supone, según informan desde CETM y Froet, una fuerte multa de más de 500 euros y la retirada del carnet de conducir durante dos meses, una pena que, en el caso de conductores extranjeros, se convierte en una prohibición de circular al volante de cualquier tipo de vehículo por el territorio germano durante idéntico período de dos meses.

Esta situación de circulación restringida para vehículos de más de 3,5 toneladas de MMA se aplica no solo en determinadas zonas urbanas por motivos puramente medioambientales, sino que también se utiliza para evitar el paso de vehículos pesados por infraestructuras que no admiten semejantes volúmenes, como es el caso de algunos puentes y pasos estrechos, y que deberían ser reformados para admitir la circulación de todo tipo de vehículos.

Esta circunstancia del tráfico obliga a los conductores profesionales a extremar al máximo la atención en carretera para evitar sanciones de este tipo que, además de penalizar al propio chófer, implica un trastorno para las empresas del sector que tienen que destinar al conductor sancionado a otros destinos si es posible.