Tercera edición del encuentro anual del Propeller Club de de Madrid

Tercera edición del encuentro anual del Propeller Club de de Madrid

El ‘Propeller Club de Madrid’ ha reunido en la capital española, este miércoles 19 de noviembre, a cargadores, operadores, navieras, puertos y, en definitiva, expertos y profesionales en la logística de proyectos, con el objetivo de exponer y analizar los retos y soluciones que se presentan para la logística y el transporte en el project cargo.

Para tal fin, la III Mesa Redonda sobre Logística Marítimo-Portuaria ha contado con la presencia del presidente de Uniport Bilbao, Óscar Santisteban, de Jose Iturri, director de la naviera BBC Chartering para Iberia, de Luis Soler, director de la división de proyectos de Geodis Wilson Spain, de Alejandro Marugán, de la compañía Técnicas Reunidas, y del director general de Euro Transport Solutiones (ETS), Javier Galbán.

Durante el evento, todos ellos han coincidido en que los dos grandes problemas, y por ende, cuestiones a mejorar, son la falta de coordinación actual entre los agentes que intervienen en la cadena logística del project cargo, y por otro lado, los problemas burocráticos que encuentra el sector a la hora de conseguir los permisos por parte de las administraciones competentes para llevar a cabo el transporte de estas mercancías.

A este respecto, los presentes se han mostrado de acuerdo en que es más difícil, en numerosas ocasiones, conseguir el permiso, que transportar la carga. Del mismo modo, todos han apelado a la necesaria integración de operadores, navieras, e instalaciones en las que se llevarán a cabo las operaciones desde «el minuto uno» con los cargadores y fabricantes de estos grandes proyectos.

No obstante, también existen solicitudes entre los propios agentes. Así, desde el sector de transportes y logístico se solicita a los cargadores que tengan en cuenta la cadena de suministro al diseñar los productos que posteriormente se convertirán en mercancía project cargo.

En la misma línea, desde las empresas critican también esta situación, asegurando que un proyecto «llega tarde» al departamento de logística de una compañía, cuando debería estar integrado en el diseño del mismo.

En todo caso, los mayores problemas entre los operadores surgen ante el reparto de responsabilidades cuando algo sale mal.

¿Quién soporta el riesgo?

El project cargo se ha convertido en uno de los mayores exponentes del mercado globalizado, una economía triangular a nivel mundial.

En este contexto, el riesgo se multiplica. Los actores implicados en la cadena de suministro soportan un plus de presión ante una mercancías de enorme valor económico, muy por encima proporcionalmente de las tasas que implanta un puerto o los costes de la operativa logística.

Así pues, ¿quién soporta el riesgo?. En cierta manera, todos los actores implicados. «Los cargadores se juegan mucho dinero en esto», aseguran desde Técnicas Reunidas, y las pérdidas económicas que soportaría un puerto derivadas de una mala praxis en la manipulación de esta mercancía reportaría un impacto negativo evidente.

No obstante, según señala Luis Soler, el operador logístico quizás sea el menos protegido y, por tanto, más vulnerable, a la hora de asumir responsabilidades en el project cargo.

Cómo mejorar la situación

Con el fin de mejorar la gestión del riesgo del project cargo, Soler reclama por un lado un marco legal que persiga la morosidad en España, y por otro y sobre todo, una normativa que regule y limite los servicios de logística, apelando así mismo a una mayor especialización en el sector con la figura de un nuevo ingeniero del transporte.

Además, mejorar la información y el conocimiento entre los agentes de la cadena de suministro, con el objetivo de que cada uno conozca la labor del otro es crucial en cualquier actividad económica, pero probablemente por sus enormes dimensiones y toda la operativa que ello conlleva, mucho más en la logística de proyectos.