Recientemente se ha celebrado una reunión sobre remolque portuario entre la Asociación Nacional de Remolcadores, Anare, y las organizaciones sindicales, entre las que se encontraba UGT, en la que se ha expuesto la «ausencia de interés» de los Estados miembros en la tramitación del proyecto de reglamento comunitario para liberalizar dicha actividad.

En esta reunión, UGT ha trasladado la información recibida en la Conferencia de Remolque de la EFT, que se ha celebrado en Amberes el 11 de marzo. De este modo, según UGT, la paralización se debe «en parte por la salida o posibilidad de exclusión de determinadas actividades del ámbito del Proyecto de Reglamento», como son la estiba y el practicaje.

Asimismo, el sindicato ha trasladado en la reunión que su preocupación por la afectación de un posible reglamento a la actividad del remolque en España es también compartida por cada uno de los sindicatos presentes en la Conferencia, ya que la configuración de la actividad en los mismos es similar a la existente en España.

Consecuencia de lo anterior, la EFT emitió una declaración donde consta expresamente el rechazo al Reglamento de Servicios Portuarios, así como el compromiso de utilizar todas las acciones legales y políticas para oponernos a él.

No obstante, las partes allí presentes consideraron que, pese a esta aparente situación de paralización del Proyecto de Reglamento de liberalización servicios portuarios, los sindicatos deberán «mantenerse alerta» ante cualquier posible impulso en su tramitación.

Por otro lado, en cuanto se refiere al compromiso de trabajo conjunto para el cumplimiento y respeto de la legislación nacional y negociación colectiva, por parte de los sindicatos participantes en la ‘Plataforma’, CGT, Same, Otep, USO, Sitramar, se ha entregado un documento a la patronal con una serie de demandas, entre las que destacan el mantenimiento de reuniones entre empresas y trabajadores y el cumplimiento de lo establecido en los convenios colectivos.