Los vehículos de reparto suponen más del 10% de los que circulan por la ciudad de Madrid, pero el 95% de ellos todavía utiliza el diésel como combustible y su antigüedad media supera los diez años. Los datos pertenecen al propio Ayuntamiento, que se ha marcado el objetivo de incentivar la migración hacia una flota más limpia.

También pretende optimizar la cadena de reparto y mejorar la gestión de rutas y de la carga y descarga. Revoolt trabaja desde hace años en estas áreas y en 2019, ha conseguido duplicar su volumen de negocio, posicionándose como un actor clave de la distribución urbana de mercancías.

De cara a 2020, las perspectivas son muy positivas, pues ha sumado a su cartera de clientes a 25 nuevos supermercados de Alcampo en la capital, para los que gestionará los pedidos a domicilio.

Su flota multimodal sostenible incluye entregas a pie, triciclos a pedales, ciclomotores y furgonetas eléctricas. El uso de este tipo de transportes en los 25 establecimientos evitará la emisión de 7,1 toneladas de CO2 anuales.

Además, los clientes podrán dejar sus propias bolsas para que se utilicen en el traslado de sus compras, contribuyendo a un menor consumo de plástico. Con los supermercados de Madrid, Zaragoza y Logroño, la ‘start-up‘ suma ya 63 tiendas de la cadena de distribución a su cartera de clientes.