Pese a la gravedad de la crisis sanitaria en todo el continente europeo, se siguen produciendo movimientos empresariales en un sector logístico que busca un mayor grado de consolidación y que busca alternativas, entre las que se incluye la entrada de nuevos actores en juego.

La división de carga de Rhenus tiene la intención de tomar el control del área de negocio de carga terrestre del grupo Cretschmar el próximo 1 de junio.

La operación, que aún está pendiente de su aprobación definitiva por las autoridades de competencia, afecta a todas las relaciones con clientes, así como al conjunto de la plantailla de esta división de la compañía germana que tiene sede en la ciudad de Düsseldorf.

Con este movimiento, Rhenus afianza su presencia en el territorio alemán de las cuencas del Rhin y del Rhur, una zona con fuerte presencia industrial y, al mismo tiempo, se da un nuevo paso en la consolidación del mercado europeo de gestión de carga terrestre.

Cretschmar, por su parte, mantendrá las actividades de carga terrestre en sus instalaciones de Neuss, Leipzig y Stuttgart.