Rolls Royce barco autonomo

Ambos se dedican a a investigación y desarrollo de proyectos de digitalización, buques inteligentes y navegación autónoma.

La empresa noruega Kongsberg ha firmado un acuerdo con Rolls Royce para la adquisición de su división marítima comercial, por 500 millones de libras (566 millones de euros), dado que su intención es simplificar su negocio y adaptarse a las necesidades actuales de sus clientes.

La transacción incluye la venta de los productos y sistemas marinos, así como de las empresas subsidiarias que ofrecen servicios de posventa, según recoge Anave. No obstante, el grupo no tiene intención de deshacerse de su división de motores Bergen Engines ni de los negocios de marina militar que gestiona la misma empresa.

Kongsberg, especializado en tecnología, automatización y sistemas de navegación, fortalecerá así su presencia internacional y podrá aumentar su volumen de ventas y servicios, completando su oferta con hélices, sistemas de propulsión y sistemas direccionales, entre otros.

Ambas empresas se dedican a la investigación y desarrollo de proyectos de digitalización, buques inteligentes y navegación autónoma, lo que mejorará su posición como proveedor de servicios integrales en el futuro.

Tras cerrar esta operación, que se hará efectiva en el primer trimestre de 2019, el proveedor noruego podrá ofrecer servicios y equipos a unos 30.000 buques, ampliando de forma considerable su base de clientes y su presencia global.