puerto-de-rotterdam

Los puertos participantes están trabajando en iniciativas para reducir sus emisiones y mejorar la calidad del aire.

En mayo de 2020, el puerto de Rotterdam acogerá el primer congreso sobre el programa mundial de acción climática en los puertos, al que se han adherido 11 puertos americanos y europeos: Amberes, Hamburgo, Ámsterdam, Le Havre, Barcelona, Gotemburgo, Los Ángeles, Long Beach, Vancouver, Nueva York y Nueva Jersey.

Todos ellos están trabajando ya en planes para reducir sus emisiones de CO2 y mejorar la calidad del aire. En primavera, harán un balance de los logros conseguidos para ponerlos en común en el Congreso con el resto de puertos participantes en la iniciativa y el sector marítimo en general.

Entre las iniciativas que se están llevando a cabo, destacan las relacionadas con la reducción de las estancias en puerto, la eliminación de las emisiones en los procesos de carga y descarga, la conexión de los buques a fuentes de electricidad durante las escalas, y el uso de combustibles alternativos.

Al poder compartir sus conocimientos, proyectos y políticas en este ámbito, los participantes podrán conseguir sacar el máximo partido de sus acciones individuales. Además, para lograr que estas tengan un gran impacto es necesaria la cooperación europea o global.

Proyectos en marcha

Con los proyectos actualmente en marcha, el puerto de Rotterdam aspira a reducir entre un 20% y un 25% las emisiones de CO2 en los Países Bajos de cara a 2030, todo ello sin eliminar todavía por completo el uso del carbón para la generación de electricidad.

Además, ha sido el primer puerto en suministrar biocombustibles a portacontenedores y ha destinado un presupuesto de cinco millones a incentivos para los buques más limpios. También ha desarrollado el software Pronto para ganar eficiencia en las operativas portuarias y reducir los tiempos de espera, con la consecuente disminución de emisiones.

Por otro lado, las terminales de contenedores de Maasvlakte han electrificado todo sus equipos y los buques que realizan conexiones en el interior del país ya pueden conectarse a la corriente eléctrica en todos los muelles sin necesidad de que se utilicen los generadores durante el atraque.