Saba está negociando con Amazon la posibilidad de instalar en sus aparcamientos taquillas para la recogida de pedidos de comercio electrónico.

De esta manera, la compañía añadiría las consignas de gigante estadounidense del e-commerce a las de otros cuatro operadores del canal on-line que ya tiene instaladas en un total de 24 aparcamientos, veinte en España y otros cuatro en Italia.

Así mismo, con esta iniciativa, la filial de CriteriaCaixa busca consolidar su apuesta por el e-commerce, un segmento en el que también trabaja para promover plataformas de distribución urbana de última milla, aprovechando los aparcamientos que tiene en el centro de las ciudades.

En concreto, la empresa ya cuenta con cinco de estos puntos en Barcelona, que prevé ampliar hasta casi diez, para convetirlos en «pequeños nodos de microdistribución» de mercancías en los centros urbanos, al estilo de la iniciativa anunciada hace aproximadamente un año por Merlin.

Con ambas iniciativas, Saba busca aprovechar las instalaciones que tiene repartidas en diversas ciudades para otras actividades complementarias con el aparcamiento de vehículos y, de este modo, incorporar nuevos servicios a unas instalaciones con ubicaciones muy apetecibles para un segmento de actividad en franco crecimiento, tanto durante lo peor de la crisis sanitaria, como de cara a los próximos meses.