Carga lateral de un camion con una carretilla contrapesada

El nuevo desarrollo será capaz de medir parámetros como la temperatura, la humedad, los golpes o la apertura de contenedores.

Desde el punto de vista industrial, los flujos de mercancías son probablemente el elemento más complejo y menos controlado de la cadena de suministro. A los desafíos habituales, como la ineficiencia de algunas rutas, la falta de visibilidad e información, y la complejidad administrativa, se añade el hecho de que existe un elevado número de actores implicados en el proceso.

En este contexto, Sigfox, proveedor de servicios para el Internet de las Cosas, se ha aliado con Michelin y Argon Consulting para la creación de la ‘joint-venture’ Safecube, que comercializará una solución diseñada para la localización de flotas y cargas en tiempo real.

Este nuevo desarrollo será capaz de medir distintos parámetros como la temperatura, la humedad, los golpes o la apertura de contenedores. Las primeras pruebas, realizadas en operaciones internacionales, han demostrado que el ahorro de costes y tiempo será considerable y mejorará la satisfacción de los clientes. 

Con sede en Lyon y dirigida por Waël Cheaib, Safecube nace con el objetivo de optimizar la cadena de suministro intercontinental, aunque el proyecto está sujeto a la aprobación de las autoridades competentes en materia de control de fusiones entre empresas. 

Junto con la oferta de soluciones conectadas de movilidad de Sigfox, permitirá a los usuarios mejorar sus operaciones y maximizar el valor de sus activos, gracias a la calidad de los datos proporcionados por este nuevo avance.