Nave Salvamento Maritimo Sasemar

El pasado 24 de junio, los sindicatos de UGT, CCOO, CGT y SSM, han celebrado un encuentro en Madrid con el propósito de analizar la realidad común del servicio público de Salvamento Marítimo.

Así, se ha coincidido en que se encuentra en un «frágil equilibrio» por causa de los recortes generalizados de la Administración, a lo que se añade «unas importantes reducciones de personal» en la flota de Sasemar, dejando a «muchas unidades con tripulaciones por debajo de las mínimas de seguridad contempladas en la legislación nacional e internacional», según ha informado UGT.

«Las últimas decisiones tomadas por el Ministerio de Hacienda están cruzando la línea roja de lo que exponemos», ha indicado el sindicato en referencia a la consideración por parte del ministerio de que «no vale parte de lo acordado» en el XIII Convenio Colectivo de Flota de Sasemar. Con ello, según UGT, se genera «una inestabilidad innecesaria y nada beneficiosa». 

En concreto, se ha hecho referencia a la negativa de Hacienda para autorizar la contratación temporal hasta cobertura definitiva para el personal de Sasemar, lo que significa que, si no se corrige, este asunto conllevaría «el incumplimiento» de los acuerdos, normativa y convenio del personal que gestiona las emergencias y el tráfico marítimo, con las «graves consecuencias que ello producirá en este servicio público y esencial».

Por ello, durante la reunión, los sindicatos se han comprometido que, de manera «rotunda y unánime», no consentirán actuaciones o decisiones que puedan poner «en evidente peligro» a Sasemar o los puestos de trabajo «que hacen posible la realidad de atender a la gente del mar, al medio marino y a sus usuarios, las 24 horas del día y los 365 días del año».

Por último, exigen al Ministerio de Fomento «que ponga todos sus recursos a esclarecer esta situación y a poner en su sitio a los responsables del desaguisado», aunque, en caso contrario, que «tengan constancia de que también nos van a tener enfrente».