El astillero surcoreano Samsung Heavy Industries ha obtenido un Principio de Aprobación, AiP por sus siglas en inglés, para su buque de turbinas eólicas, WTIV, propulsado por un motor GNL y una pila de combustible de óxido sólido, SOFC.

El proyecto Eco-WTIV, que cuenta con el respaldo de las sociedades de clasificación American Shipping Bureau, DNV y Lloyd’s Register, cumple con los nuevos estándares de emisiones gracias a sus motores a gas, las pilas de combustible y el sistema de almacenamiento energético.

En total, el nuevo buque, llamado SLW-Fuel Cell, garantiza una reducción de las emisiones de CO2 de alrededor de un 50% en comparación con los buques propulsados por motores diésel.

A medida que crezca la industria de la energía eólica marina, que es uno de los pilares del Pacto Verde Europeo, aumentará también la demanda de embarcaciones con turbinas eólicas.

Esto reforzará el modelo por el que está apostando el astillero, que utiliza diferentes tecnologías ecológicas de vanguardia. En diciembre de 2020, también ha trabajado junto al fabricante coreano de turbinas eólicas Hyosung Heavy Industries en un nuevo sistema de elevación para las turbinas.

Hasta la fecha, se han entregado tres unidades WTIV, siendo el primer pedido del año 2010.