Las instalaciones del puerto de Santander han acogido el embarque del ‘vehículo 9 millones‘ fabricado en Volkswagen Navarra. Concretamente, ha sido un T-Cross Sport de color turquesa, que llegó el día 6 a la ciudad en un tren operado por Transfesa, dos días después de salir de la línea de montaje de la planta.

Desde el muelle de Raos 8, se ha enviado rumbo a Alemania en el buque Patara, consignado y estibado por Bergé Marítima. En la operación de estiba, han sido embarcados cerca de 900 vehículos en total.

El barco, explotado por Volkswagen Konzernlogistik, ha transportado este T-Cross hasta el puerto de Emden, desde donde será trasladado a su destino final.

Para el presidente de la Autoridad Portuaria, Francisco Martín, la salida desde Santander de este vehículo escenifica el compromiso del puerto con el tráfico rodado y sus esfuerzos para incrementar la capacidad de sus infraestructuras, con la construcción del silo para automóviles y Raos 9.

Volkswagen Navarra es una de las 118 fábricas que el grupo automovilístico tiene en todo el mundo y está situada en el Polígono Industrial de Landaben, en Pamplona.

Los primeros envíos hacia el puerto de Santander comenzaron a finales de los 80, cuando ya fabricaban el modelo Polo. Desde entonces, es uno de los principales clientes del recinto portuario, con más de dos millones de unidades movidas por la dársena cántabra.

De ellas, una gran mayoría se fabricaron en Navarra, aunque también en Santander se han desembarcado o embarcado cientos de miles de unidades de Audi, Seat y Skoda. En la actualidad, el fabricante colabora con la comunidad portuaria para mejorar la accesibilidad ferroviaria desde Pamplona hasta la terminal de automóviles de Raos.