La escala del `Amera´ pondrá fin a un periodo de año y medio sin escalas de cruceros en el puerto de Santander tras la irrupción de la pandemia del Covid-19.

El buque, propiedad de Phoenix Reisen, atraca el sábado 18 de septiembre en el enclave cántabro, con 617 viajeros a bordo, de los cuales 195 realizarán una excursión panorámica por la ciudad para conocer sus principales atractivos, mientras que 136 disfrutarán de una combinación entre Santillana del Mar y Santander.

A bordo del navío, que tiene prevista su entrada a las nueve de la mañana procedente de Ferrol, viajan también 460 tripulantes.

La llegada del Amera representa un paso más en la vuelta a la normalidad de una industria importante para la hostelería y el comercio de Santander que se extiende, a través de las excursiones, a otros puntos de Cantabria.

Tanto tripulantes como pasajeros visitarán la ciudad y su provincia observando todas la medidas sanitarias establecidas, tanto por la naviera como por las autoridades nacionales y locales.

Esta escala supone el inicio de la actividad crucerística que prevé aumentar en los próximos meses, ya que, a medida que los barcos se van activando, las navieras siguen planificando nuevos itinerarios.

La Autoridad portuaria, el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander colaboran, como es habitual, en la preparación de la escala para asegurar que sea un éxito y que, tanto la naviera como los pasajeros perciban esta visita como una de las más satisfactorias de su itinerario.

Para celebrar la llegada de este primer crucero tras la pandemia a Cantabria, las autoridades entregarán una metopa conmemorativa al capitán del barco.