Con el objetivo de analizar el estado de las actuaciones del tercer carril en la Comunidad Valenciana, la consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana, Isabel Bonig, ha mantenido una reunión con la ministra de Fomento, Ana Pastor. De primera mano, la consejera ha podido comprobar las actuaciones del tercer carril y el cumplimiento de los plazos de redacción de proyectos y la previsión de las licitaciones de la obra.

Tras la reunión, Bonig ha mostrado su satisfacción por el “compromiso adoptado” por el Ministerio de Fomento en la ejecución del tercer carril. Además ha resaltado que espera que se mantengan los plazos de llegada del tercer hilo para Castellón y Valencia en 2015 y para Alicante en 2016 . 

Calendario de actuaciones

Para que se cumplan dichos plazos en Castellón y Valencia, se ha establecido un calendario de actuaciones. En el primer trimestre de de 2013 estarán los proyectos redactados y se iniciará la licitación de las obras, que se ejecutarán entre 2014 y 2015. Respecto a Alicante, el inicio de la licitación de las obras se llevará a cabo en el último trimestre de 2013, mientras que su ejecución se realizará entre 2015 y 2016.

Según ha asegurado la consejera esta propuesta permitirá “en un corto espacio de tiempo y mediante una inversión adecuada y realista”, la circulación de ancho europeo entre el puerto de Alicante y Europa. “Ante todo apostamos por un corredor ferroviario al que estén conectados todos los puertos de interés general, las instalaciones logísticas, las terminales ferroviarias y los centros productores de mercancías”, ha destacado.

Por otro lado, la titular de infraestructuras de la Generalitat Valenciana ha apuntado que la Consejería y el Ministerio de Fomento firmarán un protocolo para el desarrollo de terminales logísticas vinculadas a los puertos valencianos. Valencia-Fuente de San Luís, Alicante, Sagunto y Castellón son las terminales contempladas en este protocolo.

Para cada una de ellas, Fomento y la Consejería llevarán a cabo los estudios necesarios para evaluar su viabilidad logística y económica, así como para definir, en su caso, el modelo de promoción y gestión más adecuado.