Scania intenta reducir el impacto climático de sus propias operaciones mediante la utilización del bioetanol como un combustible renovable en lugar de diesel.

El bioetanol reducirá el impacto climático de las emisiones de dióxido de carbono de los servicios propios del transporte de mercancías en sus instalaciones de producción en Södertälje, Suecia, que suponen el 70% del total de los servicios.

Mediante el desarrollo de este tipo de soluciones alternativas se puede demostrar cómo la sostenibilidad y la eficiencia están relacionadas, en la práctica«, asegura Anders Nielsen, director de Producción y Logística de Scania.

«Ecolution» by Scania

La compañía ofrece en la actualidad una serie de productos y servicios eficientes, Ecolution by Scania, que permite a las empresas de transporte reducir sus emisiones de dióxido de carbono y maximizar los ingresos de su camión.

Se trata de una solución completa que incluye vehículos optimizados, formación de conductores y el control continuo de ambos, vehículos y conductores.

En los servicios de distribución, el cambio a vehículos que funcionan con biocombustibles conducirá a una reducción sustancial en el impacto climático. Así en Södertälje, la compañía opera principalmente con vehículos para el transporte de componentes y material de packaging entre las diferentes plantas de producción y talleres de montaje.

Estas operaciones de tráfico de carga internas fueron testadas recientemente por el Laboratorio de Transporte Scania, que pone a punto y evalúa las características del vehículo y el rendimiento en el transporte comercial. Su trabajo también incluye el desarrollo y seguimiento de los conductores con respecto a la conducción económica y segura.

Para ayudar a incrementar la disponibilidad de combustibles renovables para vehículos comerciales, la empresa abrirá una estación pública de llenado en Södertälje, a finales de este año, con los surtidores de combustible para RME (eter metílico de colza), ED95 (etanol) y el biogás.