Poder utilizar una energía tan limpia y renovable como la luz del sol puede convertirse en un elemento crucial para mejorar la sostenibilidad en el transporte.

En este sentido, Scania tiene previsto desarrollar, en colaboración con un grupo de instituciones públicas y privadas suecas, un vehículo industrial recubierto con células solares que alimentarán a un camión híbrido enchufable.

Las pruebas iniciales indican que es posible lograr un ahorro de combustible de entre un 5% y un 10% en Suecia, mientras que países soleados como España, esta reducción podría ser del doble, alcanzando hasgta un 20%.

Así pues, el transportista sueco Ernst Express utilizará para tareas diarias de transporte en condiciones de trabajo un camión de 18 metros de largo con células solares instaladas en los laterales y en el techo sobre una superficie total de 140 metros.

Con estos equipos se calcula que los paneles solares generen anualmente 14.000 kWh en Suecia, con la salvedad de que la electricidad generada se destinará a la cadena cinemática del vehículo y no para alimentar equipos auxiliares, como se venía haciendo hasta ahora.

El proyecto de investigación también analizará si la unidad puede suministrar electricidad a la red cuando las baterías estén completamente cargadas o cuando el camión esté estacionado, por ejemplo, durante los fines de semana.