Scania acaba de emitir su primer Bono Verde, en el que han participado unos 30 bancos, compañías de seguros y administradoras de fondos de pensiones nórdicos. La licitación se ha cerrado con 1.250 millones de coronas suecas (123,6 millones de euros al cambio) con un vencimiento de cuatro años, que se destinarán a inversiones del fabricante para la transformación a la producción de vehículos eléctricos.

A finales de 2020, Scania recibió la aprobación, como el primer fabricante de vehículos comerciales para emitir Bonos Verdes.

El resultado viene a confirmar el interés de los inversores, en participar en iniciativas para eliminar gradualmente la dependencia de los combustibles fósiles en una transición a un sistema de transporte sostenible.

El marco de referencia de los Bonos Verdes constituye la base para identificar, seleccionar, verificar y reportar proyectos que sean susceptibles de  ser financiados mediante la emisión de Bonos Verdes. La CICERO Shades of Green de Noruega ha calificado la emisión como «verde oscuro», que se asigna a proyectos y soluciones que corresponden a la visión a largo plazo de un futuro con bajas emisiones de carbono y resiliente al clima.

Scania se ha fijado ambiciosos objetivos de reducción de carbono, respaldados por la iniciativa Science Based Target a la que el fabricante se adhirió en marzo de 2020. Estos incluyen que a partir de 2015, se habrán de reducir a la mitad las emisiones de carbono de sus propias operaciones para 2025, para alcanzar una reducción del 20% de las emisiones de CO2 de los camiones, autobuses y motores Scania, lo que constituye más del 95% del impacto ambiental de Scania.

De momento, Scania ya ha alcanzado su objetivo para 2020 de realizar la transición de sus diez principales instalaciones de producción en todo el mundo a electricidad libre de combustibles fósiles.

Los ingresos de los bonos verdes de Scania se canalizan exclusivamente a proyectos que tendrán un impacto profundo en la reducción de las emisiones de CO2. Estos podrían incluir, aumentar el rendimiento de camiones y autobuses eléctricos pesados, sistemas de transporte público basados ​​en e-bus y establecer una infraestructura de carga eficiente para camiones y autobuses eléctricos.

De acuerdo con los Principios del Bono Verde, los ingresos se gestionarán en cuentas separadas y la asignación se informará de forma transparente con los ahorros de carbono obtenidos.