Scania ha puesto en marcha una nueva solución basada en la conectividad del vehículo con la que ayuda a los transportistas a obtener lo mejor del camión y optimizar la rentabilidad del negocio, proporcionando formación continúa, asesoramiento y asistencia a los conductores.

A través del programa ‘Scania Optimise‘, el fabricante realiza un análisis del tipo de operaciones y actividades del cliente, perfil de la flota y conocimientos y experiencia de los conductores. Posteriormente, se identifican los aspectos a mejorar en su conducción y se propone una solución adaptada a la empresa en términos de plazos, medición y objetivos acordados.

Así, los conductores que forman parte del programa reciben una formación inicial teórica y práctica acorde a las necesidades detectadas en el estudio previo.

Esta solución no sería posible sin el paquete FMS Control–10’, que permite acceder a una gran cantidad de datos telemáticos tanto del vehículo como del conductor, tales como patrones de frenado, aceleración o ralentí, aparte de otros valores como consumo de combustible o ubicación del camión.

Estos datos son  analizados posteriormente por un instructor profesional para realizar un asesoramiento y formación continua a los conductores y a la empresa de transporte.

El seguimiento, que se realiza tanto por vía telefónica como por email, es flexible y se adapta a las necesidades del transportista, aportando informes on-line para cada conductor, llamadas mensuales para revisar el desempeño y un registro de la reducción de CO2.

Aplicable a cualquier tipo de flota

El nuevo servicio es aplicable a cualquier tipo de flota y ayuda al cliente a centrarse en otros aspectos de su negocio, ya que la gestión de los vehículos y sus conductores queda cubierta con Scania Optimise.

Además, la puesta en marcha del asesoramiento continuado de los conductores incrementa la seguridad al reforzar buenos hábitos de conducción y corregir otros hacia un estilo no solo más eficiente, sino también más seguro.