scania-concept-movilidad-urbana

Con el concepto de vehículo, la marca también propone un cambio radical en la movilidad urbana, integrando mercancías y viajeros.

La movilidad urbana está viviendo una revolución que obliga a replantear todos los conceptos que hasta ahora se tenían para el transporte en unos centros urbanos, cuyos accesos están cada vez más restringidos.

Diferentes expertos señalan que una de las vertientes que podría tomar la evolución de los modos de transporte dentro de las ciudades pasaría por la integración en un mismo vehículo del transporte de pasajeros y de mercancías, con el fin de aprovechar los viajes y optimizar el uso de recursos.

En este sentido, Scania ha desarrollado un nuevo concepto de vehículo, el NXT, equipado con un motor eléctrico y totalmente autónomo, pensado para el transporte público de viajeros, combinado con el reparto urbano de mercancías fuera de las horas punta, e incluso con la realización de servicios de logística inversa y de recogida de basura por la noche.

La unidad parte de ideas de flexibilidad y modularidad para redibujar por completo los flujos de transporte que existen en las ciudades, aportando, al mismo tiempo, un mayor grado de racionalidad para distribuir los tiempos de uso de los vehículos de transporte público para combinar su uso para el transporte de viajeros con el reparto de mercancías, en los horarios en que resulta más fácil y existe una menor congestión.

La propuesta de Scania parte de un conjunto con ocho metros de largo que equipa baterías cilíndricas bajo el piso de una unidad cuyo peso estaría por debajo de las ocho toneladas, con lo que su autonomía alcanzaría los 245 kilómetros.