Dentro del plan de expansión global iniciado por el fabricante alemán, y con una experiencia en fabricación de basculantes de más de 25 años, Schmitz ha presentado  recientemente su gama de semirremolques basculantes S.KI, destinados al mercado español.

La crisis de 2007, en especial en el sector de la construcción y de la obra pública y unos plazos de entrega excesivos, que podían llegar a los ocho meses, aconsejaron entonces una retirada del mercado español.

El regreso del primer fabricante europeo, con más de 4.000 unidades fabricadas en Europa en el último año, viene acompañado ahora de un ambicioso plan que prevé alcanzar las 120 unidades matriculadas en España, en el año fiscal de Schmitz, el equivalente a una cuota del 10%.

Según los datos de Asfares, en el mercado español se matricularon en 2016 un total de 1.151 basculantes, con un crecimiento del 30% sobre el año anterior, que se mantiene en el 28% en el primer cuatrimestre de este 2017. De mantener este ritmo, se llegaría a final de año con un total de 1.475 basculantes.

La gama de basculantes de Schmitz Cargobull está fabricada con un chasis integral de acero optimizado y diseñado específicamente para la aplicación e incluye todas las variantes posibles; para áridos, con caja de acero (22m³) o en aluminio (24 m³), chatarreras, bañeras para áridos, con caja reforzada para trabajos duros y diferentes secciones o incluso versiones calefactadas para asfalto, algo muy usual en el centro y norte de Europa.

En todos los casos, el volteo se produce con cilindro de campana delantero, para una mayor estabilidad en la operación.

La oferta se complementa con una amplia variedad de puertas traseras así como diferentes opciones de toldos.

En cuanto al equipamiento, se incorporan una multitud de innovaciones, como sistema de pesaje, asistente del ángulo de basculación, de articulación o de inclinación, para procurar una operación más segura. O múltiples controles remotos, que se pueden manejar desde un teléfono, sin necesidad de bajarse del camión, como el control remoto de la puerta trasera,, del techo corredero o de la presión de los neumáticos, que permiten configurar cada unidad de acuerdo a los requerimientos de cada cliente.

Todas las unidades se fabrican en la planta de Gotha. Los actuales plazos  de entrega para el mercado español, son de entre 12 y 14 semanas.