Desembarque hortofruticola puerto

Francia sigue siendo el principal proveedor, seguido de Portugal.

Hasta septiembre de 2017, la importación española de frutas y hortalizas frescas ha crecido un 5,4% en volumen y un 7,8% en valor, ascendiendo a 2,2 millones de toneladas y 1.898 millones de euros, según datos del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales procesados por Fepex.

El 56% de las frutas y hortalizas importadas procede de la Unión Europea, lo que corresponde a 1,2 millones de toneladas, mientras que el 44% restante procede de países extracomunitarios, sumando un millón de toneladas.

El valor de la importación española de frutas y hortalizas comunitarias ha ascendido un 8%, con 703,5 millones de euros, mientras que el valor de la importación extracomunitaria ha repuntado también un 8% hasta los 1.194 millones de euros.

Se aceleran las importaciones

Francia sigue siendo el primer proveedor absoluto de frutas y hortalizas de España, con unas importaciones hasta septiembre de 593.365 toneladas y un valor de 234,1 millones, lo que supone un crecimiento del 7% en volumen y del 6% en valor.

En segundo lugar se encuentra Portugal, que ha registrado también un fuerte crecimiento del 40% en volumen y del 20% en valor, con 218.920 toneladas y 122,5 millones de euros. En la esfera extracomunitaria, los principales países proveedores son Marruecos, Costa Rica y Perú.

Las importaciones hortofrutícolas procedentes de Marruecos se han situado en 298.422 toneladas, un 27% más, por un valor de 440,2 millones de euros, que implican un crecimiento del 35%, mientras que las de Costa Rica, con 168.507 toneladas, han crecido un 14%, por un valor de 110,6 millones de euros, un 17%.

Para Fepex, la aceleración de la importación en los últimos meses y años evidencia que no se trata de una situación coyuntural y refleja un cambio de tendencia, que convierte a España en un país cada vez más importador, además de ser el principal productor y exportador de la Unión Europea.