Playa de vías con trenes portacontenedores en Alemania.

La Comisión Europea ha acogido con satisfacción la adopción por parte de la Comisión de Transportes y Turismo del Parlamento Europeo (TRAN), el 17 de diciembre de 2013, de los informes sobre las seis propuestas legislativas que forman el «Cuarto Paquete Ferroviario «.

El vicepresidente de la Comisión  y comisario de Transportes, Siim Kallas, ha destacado que se trata de un paso más en el acercamiento hacia un espacio único europeo y lo ha calificado de “hito” de cara a la consecución del proyecto.

En ese sentido, ha afirmado que ello ha sido posible gracias a la determinación de los miembros del Comité y ha recalcado que este voto crea un impulso para seguir avanzando en el Consejo bajo la Presidencia griega. “Nuestro objetivo final es ofrecer una mejor calidad y más opciones para los servicios ferroviarios más competitivos en Europa «, ha matizado.

El ferrocarril es una parte vital del sistema de transportes de la UE, con un papel clave en el tratamiento de aumento de la demanda de tráfico, la congestión, la seguridad energética y la descarbonización.

Por ello, y ya que en muchos estados miembros el sector ferroviario se enfrenta a un estancamiento o declive, la Comisión propuso en enero de 2013  un paquete de medidas para fomentar una mayor innovación en los ferrocarriles de la UE mediante la apertura de los mercados domésticos de viajeros de la UE a la competencia, así como una serie de reformas técnicas y estructurales. 

En el llamado «pilar técnico» del paquete,sobre las directivas y reglamentos referentes a la Agencia Ferroviaria Europea de Seguridad e Interoperabilidad , el Comité ha confirmado la necesidad de elaborar una legislación europea común para eliminar los obstáculos administrativos y técnicos existentes.

Esto se haría reforzando el papel de la Agencia Ferroviaria Europea (ERA ), que se convertiría en una » ventanilla única » de la concesión de las autorizaciones de vehículos en toda la UE para la puesta en el mercado , así como el otorgamiento de certificados de seguridad en toda la UE para los operadores .

Todo ello contribuirá a evitar la discriminación, al aumento de las economías de escala y la disminución de los costos y los procedimientos administrativos para las empresas ferroviarias activas en toda la Unión.

En la actualidad, las autorizaciones ferroviarias y los certificados de seguridad son emitidos por cada Estado miembro. No obstante, en el llamado » pilar de mercado» del paquete (directivas sobre la gobernanza y la apertura del mercado) el Comité ha adoptado un enfoque más cauteloso.

La Comisión Europea se congratula, además, de que la Comisión de Transportes y Turismo haya aprobado los objetivos de introducir la competencia en los servicios de pasajeros comerciales nacionales para el 2019. De esta forma, se mantienen,también, las garantías de una independencia efectiva del gestor de la infraestructura en el ejercicio de todas sus funciones, al tiempo que introduce una mayor flexibilidad a los Estados miembros, en particular mediante el refuerzo del papel de los reguladores nacionales de ferrocarriles.

Se espera que el Parlamento Europeo lo vote en sesión plenaria en febrero de 2014. Mientras tanto el Consejo seguirá trabajando en la regulación de efectividad y las propuestas sobre la apertura del mercado y el gobierno durante la presidencia griega.