Integrantes del proyecto iTEC

Integrantes del proyecto iTEC.

En el marco del World ATM Congress, que se ha celebrado los días 10, 11 y 12 de marzo en Madrid, los integrantes del proyecto iTEC (Interoperability Through European Collaboration) han firmado un acuerdo formal a través del que se amplían los límites técnicos y comerciales de la colaboración, cerrando así las condiciones para el desarrollo de la Posición de Trabajo de Control (CWP) común de iTEC.

Este proyecto reúne a los proveedores de servicios de navegación aérea Enaire, España, DFS, Alemania, NATS, Reino Unido, y LVNL, Holanda, junto con el proveedor de sistemas Indra.

Inicialmente, se constituyó para desarrollar un sistema de procesamiento de datos de vuelo de última generación (iTEC-FDP) y para explorar la colaboración de una Posición de Trabajo de Control (iTEC-CWP).

El FDP es un sistema que suministra y recibe una gran cantidad de datos y facilita a los controladores la información necesaria sobre el estado del tráfico aéreo. 

Por su parte, la Posición de Trabajo de Control es el punto principal para que el controlador aéreo interactúe con el sistema ATC, proporcionándole una combinación de potentes herramientas que le permiten conocer la situación del tráfico y tomar las decisiones correctas para garantizar la seguridad, a la vez que optimiza el uso del espacio aéreo asignado. 

Gestión de tráfico avanzado 

Ahora, con la ampliación de la colaboración existente se reconoce el éxito para desarrollar el sistema FDP conjuntamente, al tiempo que se avanza en un acuerdo sobre las especificaciones comunes para la CWP, a la vez que se mantiene la interoperabilidad con otros sistemas de gestión del tráfico aéreo europeos.

El objetivo de la colaboración es desarrollar un sistema de gestión del tráfico aéreo avanzado para los espacios aéreos complejos con alta ocupación, que cumpla con los requisitos de SESAR y permita mejorar de forma significativa la productividad.

Hasta ahora, los logros de iTEC aportan una plataforma que proporciona sinergias y, por lo tanto, reducciones de costes, lo que ayudará a hacer realidad la visión de un cielo único europeo con mayor eficacia y estándares de servicio para los usuarios del espacio aéreo de Europa.