La Autoridad Portuaria de Cartagena ha autorizado temporalmente hasta el 31 de agosto la atención a los inmigrantes llegados en pateras en las primeras 72 horas de su llegada por razones humanitarias y condicionada a cumplir con los requisitos que se han comunicado a la Delegación del Gobierno.

La coordinación de las labores humanitarias, desarrolladas por Salvamento Marítimo y Cruz Roja, correrá por cuenta de la Delegación del Gobierno.

La zona habilitada para tal fin es la misma en la que continúa el dispositivo de Cruz Roja, unos 2.000 m² en la esquina del dique SW de Escombreras. Esta zona ya ha sido vallada por la propia APC y Delegación deberá de completarlo con un cierre perimetral para evitar las posibles fugas, como ha ocurrido recientemente.

Esta autorización es provisional, hasta el 31 de agosto, ante la falta de solución por parte de las administraciones competentes en materia migratoria y se realiza única y exclusivamente por motivos humanitarios.

Ante las fugas de inmigrantes ocurridas en días pasados, la presidenta del puerto de Cartagena, Yolanda Muñoz, ha indicado que es necesario “imponer medidas de seguridad que eviten episodios como los ocurridos recientemente de fuga de más de 100 inmigrantes”.

Desde la Autoridad Portuaria se insta a Delegación para que presente a la mayor brevedad un Plan de emergencia y de autoprotección, para asegurar, con los medios humanos y materiales de que dispongan, la prevención de siniestros y la intervención inmediata en el control de los mismos, con especial atención a la contención de posibles fugas de migrantes.