Hasta antes de verano, todo auguraba, o así al menos se pretendía, que 2017 terminaría, en lo que a matriculación de semirremolques se refiere, a la par que en 2016, lo que permitiría respirar de alivio, ante un panorama que en general, no invita al optimismo.

Pero la realidad es terca y los números no hacen sino confirmar la realidad. Y esta es que tras los resultados de los dos últimos meses, y de seguir por este mismo camino, todo apunta a que 2017 terminará con una importante caída en los semirremolques matriculados en el mercado español, debido fundamentalmente, al retroceso que vienen experimentando lonas y frigos, que se ha acrecentado en los dos últimos meses.

Tras cuatro años de crecimiento continuado en las matriculaciones, con un incremento del 266%, todo parece indicar que en 2017 se romperá esta tendencia.

Según los datos facilitados por la Asociación de Fabricantes de Remolques y Semirremolques Asfares, en octubre se han matriculado un total de 1.667 semirremolques, frente a los 2.089 de hace un año, el máximo mensual de los últimos años, que equivale a un -14,32%, menor no obstante que el retroceso del -23,26% de hace un mes pero que confirma la tendencia negativa, en un mes en el que el inicio de la campaña de frigos, suele anunciar el alza en las cifras de matriculaciones.

asfares matriculaciones semirremolques octubre 2017

De momento en el acumulado anual, con 11.779 unidades, frente a las 12.582 de 2016, la caída ya es de un -8,19% (-5,86% hace un mes). Si bien con ser este dato preocupante, es la evolución del interanual la que muestra el verdadero alcance de la ralentización del mercado. De un +15,93% que había en enero y tras sucesivas caídas en todos los meses del año, se ha llegado por primera vez en el año a tasas negativas, con un -3,46% en octubre, que no augura nada bueno para el final del ejercicio.

Lonas y frigos los causantes del ‘estropicio’

La contracción se debe en buena medida a las caídas en las matriculaciones de ‘lonas y frigos’, responsables de dos de cada tres matriculaciones, con 7.737 unidades en conjunto hasta septiembre, del total de 11.799 unidades. De todos los segmentos, sólo basculantes y furgones, que equivalen al 15% del total, presentan cifras positivas en el acumulado.

Las lonas acusan una caída del -12,03%, con 61o unidades matriculadas menos en 2017, para un total de 4.460, frente a los 5.070 de hace un año. Entre los primeros fabricantes, salvo Kögel, que pasa de 96 a 267 unidades que no son significativas en el total, todos ceden terreno.

Sólo Lecitrailer ‘salva los muebles’, con 3.085 semis hasta octubre, un crecimiento del 0,7% y 20 unidades más que hace un año y le saca 823 semirremolques de diferencia al segundo fabricante, Schmitz que cae un 23,7%.

Lecitrailer sigue a la cabeza con 1.528 lonas, un -12,9%. Lo más significativo de este segmento es la caída de Schmitz, que se deja un 4,38% de cuota, matricula 424 semis menos y cae un 22,3%.

Sin embargo, son los frigos los que más acusan la contracción, con 649 unidades menos hasta octubre, de un total de 3.277, que supone una caída del -16,53%. En este segmento todos los fabricantes  caen, salvo Lecitrailer que es el único en registros positivos, 600 frigos, frente a los 552 de hace un año y +8,7% y un incremento de cuota del 4,25%, que es casi lo que vuelve a caer Schmitz, que a pesar de matricular 649 frigos, cae un preocupante 31,8%, en un segmento que siempre ha sido favorable para el fabricante alemán, que frente a los 952 unidades de 2016 supone una caída de 303 frigos menos.

En el cómputo total de estos primeros diez meses, sólo Lecitrailer ‘salva los muebles’, con 3.085 semis, 20 unidades más que hace un año y 823 semirremolques más que el segundo fabricante, Schmitz, y un crecimiento del 0,7%, y Kögel que crece un 199%, al pasar de los 99 semirremolques de 2016 a los 296 hasta octubre.

En el lado contrario, Schmitz pierde un 23,7% que suponen 701 unidades menos.