carretera de Castilla y Leon

El transporte por carretera en Castilla y León supone el 3% del PIB de la región.

A pesar de que algunos datos apuntan a que el transporte por carretera está sufriendo descensos en el número de trabajadores autónomos, otras cifras indican que el sector está experimentando una consolidación de la tendencia al alza iniciada durante el primer semestre de 2014. Así, el gobierno de Castilla y León ha informado de que en los nueve primeros meses, las toneladas de mercancía que viajan por carretera han aumentado un 15,8%, ayudando al crecimiento económico de la región, según ha recogido ‘León Noticias’.

Además de este incremento, que reflejaría el comportamiento general de la economía de la Comunidad Autónoma, la caída en el precio del gasoil, tras el desplome del barril de crudo, podría suponer el empujón de un sector que en Castilla y León representa el 3% del Producto Interior Bruto y da empleo a 94.000 personas.

Hasta el tercer trimestre, el transporte de mercancías por carretera en la región ha acumulado un crecimiento del 15,8%, por encima de la media nacional del 7,3%; esto supone que entre enero y septiembre, las empresas del sector movieron 95,61 toneladas con origen o destino Castilla y León, es decir, alrededor de 13 millones más. En España, hasta septiembre, se movieron 886 millones de toneladas, unos 61 millones más que en el mismo periodo de 2013.

Con respecto al tercer trimestre, el tráfico ha aumentado un 16,7% en Castilla y León, alcanzando las 36,96 millones de toneladas, lo que ha apoyado el crecimiento del 1,6% del PIB autonómico, niveles que no se registraban desde principios de 2008. La facturación del sector para 2014 podría estar en torno a 13.440 millones de euros, un 4% que en 2013.

Según el informe de DBK en donde se apunta como causas de esta ligera recuperación del transporte al aumento de la producción industrial y del consumo de los hogares, así como un incremento de las exportaciones. Las previsiones a corto plazo apuntan a una aceleración del ritmo de crecimiento de la actividad sectorial, así como a una mejora de la rentabilidad.

Cifras lejos de las alcanzadas antes de la crisis

Sin embargo, fue en 2007 cuando se contabilizó el mayor número de toneladas transportadas con origen o destino en Castilla y León, 230,2 millones, por lo que la cifra de 95 millones aún está lejos de conseguir los niveles anteriores a la crisis. Como objetivo, la Comunidad espera alcanzar los 130 millones de toneladas al término del 2014, una cifra similar a la del 2012.

El peor dato de los últimos daños se registró en 2013, cuando se transportaron 117,4 millones de toneladas. Sin embargo, según las cifras recogidas por el Ministerio de Fomento desde 2002, parece que esta situación no se volverá a repetir en 2014. De hecho, los últimos 12 meses muestran también un crecimiento del tráfico de mercancías del 15,2%; a nivel nacional, este aumento es más moderado, del 6,6%.

Caída en el tráfico entre CCAA

También el transporte de mercancías dentro de Castilla y León está aumentando, con un crecimiento del 33,0% más hasta septiembre y 55,14 millones de toneladas. En concreto, el transporte entre municipios es el que ha registrado mayor número de toneladas, 44,7 millones, que suponen un 32,9% más, mientras que el intramunicipal ha supuesto 10,4 millones, un 33,7%. En los últimos 12 meses, ambos tipos de transporte han alcanzado crecimientos del 24,5 y del 40,7% respectivamente.

En cuanto al tráfico con el exterior, ha crecido un 13,4% hasta el tercer trimestre, aunque aún siguen suponiendo una pequeña parte del total, con 2,3 millones de toneladas. De esta cifra, 1,04 millones fue mercancía recibida y 1,32 fueron productos expedidos. Por su parte, el tráfico con otras autonomías ha caído un 2,34%, hasta situarse en 38,10 millones de toneladas. En este sentido, se han transportado cerca de 20,3 millones de toneladas y ha recibido 17,77 millones, un 2,4 y un 2,1% menos que en 2013.