Constituido el comité de seguimiento del Corredor Cántabro-Mediterráneo.

Constituido el comité de seguimiento del Corredor Cántabro-Mediterráneo.

Este miércoles 12 de julio se ha constituido en Madrid la comisión de seguimiento del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, quedando formada por representantes de Adif, Renfe, las administraciones de la Comunidad Valenciana y Aragón, el puerto de Valencia, la CEV, la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas y la CEOE.

La constitución de este comité forma parte de las actuaciones a las que Fomento se comprometió para impulsar la línea ferroviaria Zaragoza-Teruel-Sagunto-Valencia como eje estratégico de este Corredor, un plan que conllevará una inversión de 335 millones de euros hasta 2021 por parte del Ministerio.

La comisión de seguimiento tiene entre sus principales objetivos la evaluación del estado y avance de los diferentes proyectos, así como poner en común y detectar nuevas actuaciones que se puedan llevar a cabo en la línea para potenciar este eje y optimizar el estado de la infraestructura para atraer nuevos tráficos de mercancías.

Actuaciones a acometer

Fomento ya ha puesto en marcha algunas actuaciones para potenciar la línea, como la supresión de algunas limitaciones de velocidad y la instalación del tren tierra en algunos tramos. No obstante, aún deben iniciarse un buen número de trabajos.

Adif está redactando los proyectos para la creación de apartaderos para trenes de mercancías de 750 m en ocho estaciones, con la previsión de finalizar la redacción de los proyectos a finales de 2017 y licitar las obras, con una inversión estimada de 13,6 millones de euros, durante el primer semestre de 2018.

También se hace necesario elevar la capacidad portante en algunos puntos de Teruel y Sagunto, trabajos que estarán finalizados en 2018. Con esta actuación, toda la línea quedará homogénea en cuanto a la carga máxima por eje, hasta las 22,5 toneladas, lo que potenciará el tráfico de mercancías.

Otra de las actuaciones son la electrificación a 25 kV y la construcción de subestaciones, que se ejecutarán en dos fases, el trayecto Sagunto-Teruel y el tramo Teruel-Zaragoza. La licitación para la redacción de estos proyectos está prevista, respectivamente, entre finales de 2017 y primer semestre de 2018.

Por último, en el apartado de instalaciones de seguridad y comunicaciones, las administraciones han previsto la adecuación de la red de cableado y los sistemas de protección para la nueva electrificación.