Esta misma semana se ha producido la reunión de constitución del Consejo Aragonés del Transporte, órgano que servirá como órgano superior de asesoramiento, consulta y debate sectorial del Gobierno de Aragón en aspectos que afecten al funcionamiento del sistema de transportes.

El Consejo contará, de manera análoga a lo que sucede a nivel nacional, con dos comités permanentes, uno para viajeros y otro para mercancías, aunque, de manera conjunta se coordinará también el Plan de Inspección de Transportes en la comunidad autónolmapara 2021.

En el ámbito del transporte de mercancías, este órgano consultivo se centrará en potenciar la coordinación para atender las demandas en materia de formación, garantías de las áreas de descanso, así como en la coordinación para las inspecciones que faciliten que no haya competencia desleal.

El Consejo tiene, entre otras funciones, las de emitir informes, cooperar en la mejora de la competencia profesional de los profesionales del sector, participar en la elaboración de disposiciones que afecten a la ordenación de los transportes terrestres dentro del ámbito territorial de la Comunidad Autónoma y proponer iniciativas de mejora para regular el sector.

A diferencia del Comité Nacional, el órgano aragonés también incluirá representación de los trabajadores, algo que reclaman desde hace largo tiempo los sindicatos.