La incertidumbre global que genera la crisis sanitaria, ha hecho que el Valencia Container Freight Index, VCFI, haya crecido con fuerza en marzo un 7,81% hasta alcanzar los 1.235,58 puntos.

El índice, así mismo, registra enormes diferencias en el comportamiento de los fletes por zona geográfica, de tal manera que el ascenso se concentra en tres áreas.

Además, la flota ociosa ha llegado a sumar la cifra récord de 402 portacontenedores atracados, un 10,6% sobre el total de la flota activa y más de 2,46 millones de TEUs.

De igual manera, en este contexto, el desplome del precio del petróleo ha actuado como contrapeso en la evolución de los fletes durante las últimas semanas.

En este sentido, destacan la subida de los fletes en Lejano Oriente, con un ascenso de un 42,42%, Subcontinente Indio, con un incremento de un 24,16%, y Oriente Medio, que también crece un 16,72%.

En estas tres áreas, ubicadas lo largo de la ruta de contenedores entre el Lejano Oriente y Europa, la cancelación de servicios y los ‘blank sailings’ han provocado una reducción de la capacidad oferta que ha presionado al alza los fletes.

Así mismo, en cuanto al Mediterráneo Occidental, los fletes se han contraído un 2,04% respecto al mes anterior.

Con más detalle, los tráficos de exportación desde el enclave valenciano hacia Argelia y Marruecos han crecido durante los dos primeros meses del año, especialmente en los servicios con este último país, principalmente debido al tirón del sector cerámico tras la cancelación de las conexiones desde el puerto de Castellón con el país magrebí.

VCFI marzo 2020