Estiba portuaria

Los incoterms se renuevan cada diez años.

Como suele ser habitual al comienzo de cada década, la Cámara Internacional de Comercio procede a poner el día los incoterms con el fin de dar cabida a las novedades que se ha producido en el comercio mundial durante los últimos diez años y, de este modo, seguir facilitando los intercambios en todo el planeta.

Así pues, una serie de comisiones estatales y supranacionales de ámbito continental de todo el mundo han empezado a revisar los incoterms para añadir o cambiar aquellos aspectos que consideren oportuno.

Como en los últimos años no se han producido grandes evoluciones en el comercio internacional, los principales cambios que podrían llegar a los incoterms están relacionadas con simplificar la terminología y el redactado de este instrumento del comercio internacional, con el fin de facilitar su uso en todo el mundo, así como para aligerar los trámites aduaneros.

En este mismo sentido, es posible que se incluyan ejemplos prácticos de cada término para que los actores puedan identificar correctamente el uso de cada término.

Además, otro de los cambios que podrían introducirse en los incoterms de cara a 2020 tiene que ver con el empaquetado de los envíos internacionales, para equilibrar la información que tienen los vendedores y los compradores para garantizar la seguridad de la carga, especialmente en el caso de mercancías peligrosas.