Descarga de palets en la playa del almacén

La importación de países terceros ha superado los 14 millones de toneladas hasta octubre.

La importación comunitaria de frutas y hortalizas procedentes de países terceros se ha estabilizado en los 14,2 millones de toneladas hasta octubre de 2019, con un valor de 14.591 millones de euros que suponen un 2% más, según los datos de Eurostat procesados por Fepex.

En lo que se refiere a las frutas, destacan la piña y el aguacate, donde se ha registrado un descenso del 1% hasta los 1,8 millones de toneladas, y un ascenso del 15% en el valor, hasta los 2.748 millones de euros. Por su parte, ha descendido un 12% la importación de cítricos, con dos millones de toneladas, valoradas en 1.621 millones, un 4% más.

En cuanto a las compras de plátano, que es la principal fruta importada, se han reducido ligeramente, totalizando 3.294 millones de euros, que implican una caída del 1%, igual que en el valor, situado en cinco millones de toneladas.

Por su parte, las hortalizas más importadas procedentes de países extracomunitarios son el tomate, la cebolla y la patata. En el primer caso, la importación ha crecido un 1% hasta las 479.963 toneladas, valoradas en 542 millones, un 6% más, mientras en el segundo se ha llegado a las 657.805 toneladas, un 128% más, por 403,5 millones que suponen un 103% más.

Por último, las importaciones de patata han aumentado un 44%, llegando a las 516.683 toneladas, por un valor de 235,7 millones, que implican un incremento del 5%. Todas estas cifras reflejan una evolución positiva de la importación de frutas y hortalizas de fuera de la Unión Europea y un crecimiento de los precios medios, desmontando la idea de que los productos procedentes de países terceros son más económicos que los comunitarios.