Vista aerea de la estación de Chamartín

Los sindicatos confían en que se convoquen nuevas reuniones desde las direcciones de Renfe y Adif.

Los sindicatos de Adif y Renfe mantienen la convocatoria de huelga prevista para los próximos días 31 de julio y 1 de agosto, coincidiendo con una de las operaciones salida más importantes del verano, tras concluir sin acuerdo alguno las reuniones que han mantenido con las direcciones de las compañías ferroviarias en la jornada de ayer lunes y de este martes.

Las posturas manifestadas por las empresas públicas en estos encuentros «no suponen avance sustancial alguno» respecto a las demandas de los representantes de los trabajadores, según fuentes sindicales.

La principal reivindicación de los sindicatos pasa porque las dos compañías ferroviarias contraten personal. Calculan que Adif presenta un déficit de personal de 500 empleados y Renfe de unos 1.400 trabajadores, que «debilitan» a las empresas de cara a la próxima liberalización del sector.

Los sindicatos confían en que las direcciones de Renfe y Adif les convoquen próximamente a nuevas reuniones, si bien aún no hay ningún encuentro programado.

En Adif todo el comité de empresa tiene convocado un paro de 46 horas ininterrumpidas que arranca el 31 de julio y concluye el 1 de agosto. Esta convocatoria coincide con la de CC.OO., Sindicato Ferroviario y CGT en Renfe, que llaman a los trabajadores de la operadora a una huelga el 31 de julio y el 1 de agosto.