En una reciente Orden, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana determinaba las medidas de transporte a aplicar a las conexiones desde la península a Baleares y Canarias durante el estado de alarma.

La norma establecía que las compañías áreas que tuvieran programados vuelos durante la duración del estado de alarma en las rutas fijadas debían informar antes del 18 de marzo sobre su interés en llevar a cabo los vuelos autorizados, especificando las medidas a implantar.

Sin embargo, concluido el plazo otorgado, no hay compañías interesadas en cubrir los servicios de transporte aéreo regular en las rutas que unen Palma de Mallorca con Mahón e Ibiza.

Por tanto, con objeto de garantizar la movilidad obligada de pasajeros, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha decidido habilitar al Director General de Aviación Civil para que establezca las condiciones de prestación y determinar la compañía que habrá de realizar las citadas rutas.

De este modo, a falta de compañías dispuestas a realizar estas dos rutas será el Gobierno el que determine la que se encargará de cubrir un servicio esencial para las conexiones interinsulares en el archipiélago balear mientras duren las actuales condiciones de confinamiento de la población y limitación de movimientos.