Lenta, trabajosamente, el tráfico de camiones va recuperando un cierto tono, acorde con la demanda actual, a pesar de las lúgubres perspectivas que se dibujan.

En los últimos siete días de mayo, la caída en el movimiento de vehículos pesados por las carreteras españolas ofrece una reducción media frente a jornadas similares de un 18,52%.

Con más detalle, el lunes, 25 de mayo, el retroceso en la circulación de camiones era de un 15,61%, para un volumen total de 277.070 unidades en la carretera, mientras que el martes, el retroceso era aún menor, con 305.514 camiones en movimiento, lo que implica una caída de un 12,83%.

Como en semanas anteriores, el miércoles marca el día con más movimiento de vehículos pesados en las carreteras españolas, con 311.481 vehículos pesados en las vías del país y un 12,83% de registros en condiciones normales.

A partir de ese punto se ha iniciado un retroceso gradual en la circulación de camiones, aunque algo más leve que en semanas anteriores.

Así, el jueves 29 circularon 308.267 vehículos pesados, un 12,05% menos que en jornadas similares, miemtras quie el viernes, el movimiento de camiones registró 283.704 vehículos pesados, con un descenso de un 15,59%.

De igual manera, por lo que respecta al fin de semana, el sábado 30 se movieron 116.038 camiones, un 27,985 por debajo de lo normal y el domingo, 31 de mayo, fue el día con menos tráfico de vehículos pesados, con 86.722 unidades, lo que implica un descenso de un 34,48% y un volumen muy parecido al registrado el domingo 24.