La dirección de Seat ha acordado con los sindicatos la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo voluntario para un máximo 550 personas, que se aplicará entre el 18 de enero y el 30 de junio.

La empresa complementará la prestación de desempleo de los trabajadores que se acojan al ERTE hasta llegar al 80% del salario, aunque podrán llegar al 100% si realizan cursos de formación.

Asimismo, quedarán fuera de este expediente los mayores de 55 años y trabajadores con menos de un año de antigüedad que no tengan derecho a prestación.

En cuanto a las aportaciones al Plan de Pensiones, se mantendrán íntegramente, sin afectar tampoco a las pagas extraordinarias ni a las vacaciones.

El ERTE afectará como máximo a 400 empleados de la planta de Martorell y otros 150 de la de Barcelona. Además, durante un máximo de 20 días, se paralizará la producción en cada una de estas instalaciones.

Por su parte, Seat Componentes dejará de producir durante 30 días, aunque no se verá afectada en términos de personal.

Los problemas de suministro de semiconductores, que son un componente de los chips integrados en los circuitos electrónicos de algunos vehículos, han obligado al fabricante a tomar esta decisión, aunque prevé recuperar los volúmenes previstos a lo largo del año.