Gasinera de Gas Natural Fenosa en Valencia

Un total de 21 provincias españolas ya cuentan con estaciones de suministro de Gas Natural Vehicular.

Con motivo del ‘Día Mundial de las Ciudades‘, la Asociación Española del Gas, Sedigas, ha propuesto una serie de soluciones para mejorar la calidad del aire de las ciudades y, de esta manera, contribuir al incremento de la salud de los ciudadanos.

Y es que en un mundo en que más de la mitad de la población vive en zonas urbanas, el futuro de la humanidad es, en gran medida, un futuro urbano. Es por ello que el ser humano debe organizar las ciudades de modo que la salud de las personas sea lo prioritario.

En lo que respecta al sector transporte, desde Sedigas señalan que entre un 70% y un 80% de la contaminación atmosférica que se produce en las ciudades procede de las flotas de transporte y del automóvil privado.

En este sentido, el gas natural para uso vehicular se establece como el combustible más eficiente y sostenible ya que conjuga en equilibrio importantes ventajas medioambientales, a través de la reducción de emisiones y de una menor contaminación acústica.

El gas para vehículos es una alternativa real para la distribución urbana de mercancías que está permitiendo mejorar la calidad del aire de las ciudades, al reducir en un 80% las emisiones de NOx y en casi el 100% las partículas en suspensión, principales contaminantes que afectan a la salud humana, y a nivel global, hasta en un 20% las emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero.

Además, los motores de gas natural producen hasta un 50% menos de emisión sonora que los motores diésel.

Actualmente, 4.600 vehículos circulan con gas natural en España, un país en el que 21 provincias disponen ya de suministro de estaciones públicas, entre las que se encuentran Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia.

Transporte marítimo y gas

La incorporación del gas en los puertos, para evitar la contaminación producida por los motores auxiliares, así como en los buques, es otra gran oportunidad que aporta el sector del gas a la mejora de la calidad del aire en las ciudades.

El gas natural está llamado a ser el sustituto de los actuales combustibles que se utilizan en transporte marítimo. De hecho, ya se está utilizando en aquellos mares donde la normativa internacional ha establecido unos niveles de exigencia ambiental más fuertes.

El principal motivo son las ventajas medioambientales del gas natural, que lo posicionan como la energía tradicional más respetuosa con el medio ambiente ya que elimina las emisiones de partículas sólidas, elemento que contrasta con otros derivados del petróleo, el carbón o la biomasa; reduce emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en torno a un 85/90%; y elimina prácticamente las emisiones de óxidos de azufre (SOx).

En este marco, España está muy bien posicionada para el desarrollo de esta nueva actividad por ser un referente de la industria del GNL a nivel mundial y por la gran actividad de los puertos españoles.