La problematica de la distribucion urbana

Segro está reforzando su posición en áreas de Madrid y Barcelona, ciudades en las que hay una mayor actividad vinculada al e-commerce.

Debido al auge del e-commerce y a los cambios experimentados en los hábitos de consumo, el sistema logístico debe adaptarse a la demanda constante del consumidor que quiere recibir sus compras en menos de 24 horas. Esto también implica que la cadena de suministro tradicional ha ido perdiendo fuerza frente a un nuevo modelo en el que el producto va directamente del almacén al consumidor.

A pesar de estas nuevas tendencias, sigue habiendo una relativa falta de instalaciones de buena calidad en las principales ciudades, donde hay una mayor actividad vinculada al e-commerce.

Por ello, Segro está reforzando su posición en las áreas de Madrid y Barcelona con una cartera creciente de proyectos construidos o en construcción para la distribución nacional y urbana.

En este contexto, Segro ha decidido incrementar su presencia en Madrid con el desarrollo de nuevas instalaciones para la distribución urbana en dos parcelas de suelo industrial recientemente adquiridas.

Por un lado, va a desarrollar un centro de distribución urbana de 33.500 m² en el distrito de Villaverde, al sur de Madrid, en una ubicación privilegiada por su proximidad al centro de la ciudad. Su localización es ideal para resolver los retos de la última milla, por su fácil acceso a varias autovías orbitales como la M30, M40 y M45, además de a las autopistas radiales A4 y A42.

Por otro lado, ha adquirido un terreno de dos hectáreas en Coslada para el desarrollo de un almacén dedicado a la distribución urbana de 11.000 m², ubicado a 20 minutos del centro de Madrid y muy bien comunicado con varias autovías, como la A2, M21, M50 y M40 y el aeropuerto de Barajas.