el Plan de Formación 2015,

Comisiones Obreras pide para Correos un «proyecto expansivo y basado, no en costes, sino en ingresos».

Tras los buenos resultados económicos del operador postal público en los primeros tres meses de 2019, Comisiones Obreras estima que la empresa pública «está aprovechando bien la ola de crecimiento económico tras las crisis, acertando en su apuesta por la diversificación, especialmente por el segmento de la paquetería derivado del comercio electrónico (el de mayor crecimiento en la compañía pública), y por la internacionalización ya iniciada con su reciente entrada en el mercado portugués y chino, y la previsible expansión en el Sudeste Asiático».

Pero además, el sindicato mayoritario de Correos cree que el nuevo Gobierno salido de las últimas Elecciones Generales del pasado mes de abril debe centrarse en «aprobar el Plan de Prestación de Servicio Postal Universal y el Reglamento de Prestación y una financiación suficiente (que no subvención) como contraprestación por la carga injusta que soporta Correos por la prestación obligatoria del servicio público», sin olvidar «el papel de vertebración territorial, económica y social que juega Correos».

Así pues, Comisiones Obreras cree que «el Gobierno debe aprobar el Plan de Prestación Universal y asegurar una financiación en torno a 200 millones de euros frente a los 120 heredados de la legislatura anterior».

Por otra parte, la central sindical cree que la nueva situación política «permite afrontar un proyecto postal a largo plazo mediante la aprobación de un Plan Estratégico que apueste rotundamente por la diversificación, especialmente la paquetería como segmento de mayor crecimiento en el mercado postal», así como desarrollar «un proyecto expansivo y basado, no en costes, sino en ingresos«que coloque a Correos en primera línea de los operadores logísticos europeos.