El sector del transporte marítimo de contenedores, que durante una década ha obtenido unos beneficios mínimos, se enfrenta ahora a una caída de la demanda histórica a consecuencia del Covid-19.

Según un informe de Alphaliner, ocho de los doce principales operadores de contenedores han tenido que recibir apoyo económico por parte de sus gobiernos, que en algunos casos tienen participación directa en el accionariado.

Recientemente, se ha conocido que Pacific International Lines estaba buscando un rescate estatal por parte de las autoridades de Singapur. Todo apunta a que Heliconia Capital Management, que forma parte del fondo soberano Temasek Holdings, realizará una gran inversión en la línea de contenedores.

En 2018, la naviera también había recibido ayuda por parte de otra de las unidades de este fondo, SeaTown Holdings. En este sentido, desde la la consultora explican que esta clase de apoyo gubernamental ha permitido salir a flote a los operadores menos eficientes, obstaculizando la necesaria reforma del mercado.

Desde SeaIntelligence Consulting, también han explicado que seis de las diez navieras más grandes del mundo han pedido ayuda estatal: CMA-CGM, Cosco, HMM, Evergreen, Yang Ming y PIL. Todas ellas suman el 43% de la capacidad conjunta de esta decena de operadores.