Logística hospitalaria

Para una gestión eficaz del sector sanitario y para que la externalización de la cadena de suministro funcione, los agentes han de centrarse a la hora de elegir al proveedor de servicios logísticos más adecuado a sus necesidades. Para ello, han de tener en cuenta seis puntos clave:

• Tener bien organizada la gestión de la estructura interna que se dedicará a gestionar al proveedor de servicios logísticos, desde un punto tanto estratégico como táctico.
• Garantizar la calidad de las operaciones centrando la relación en objetivos realistas y ligados a un acuerdo de nivel de servicios más que a la siempre tentadora reducción de costes.
• Ser precavidos a la hora de estructurar el acuerdo: la externalización de almacenes no se traduce necesariamente y automáticamente en un ahorro de costes. En muchas ocasiones, una cadena de suministro bien gestionada implica compartir espacios y cargas de trabajo con otros negocios.
• No utilizar la externalización de la cadena de suministro como vía para resolver desordenes prexistentes en las operaciones logísticas. Lejos de solucionar el problema, éste se agravará con la aparición de costes adicionales si no hay voluntad de resolver dichos desordenes.
• La externalización de la cadena de suministro ha de entenderse como una relación a largo plazo. Es una decisión estratégica que no puede modificarse cada poco tiempo.
• El modelo de precios en la externalización es clave y afecta a la relación entre ambas partes. La elección de los principales controladores de costes es fundamental y debe: motivar la reducción de costes totales, ser capaz de gestionar el rendimiento del operador e influenciar positivamente en optimizar el perfil de los pedidos.

Toda la información sobre estos puntos y el análisis de la realidad por la que atraviesan los procesos de externalización de las operaciones logísticas del sector sanitario se incluyen dentro del informe “Lecciones para la excelencia de la cadena de suministro del sector sanitario“ publicado por DHL.

Esta guía se ha desarrollado con el objetivo de ayudar a los agentes del sector médico-farmacéutico que, por su idiosincrasia, pasa a ser especialmente dependiente de su proveedor de servicios logísticos tras haber formalizado la relación contractual.