La recuperación de los movimientos internacionales de camiones sigue su camino, en consonancia con la reactivación de la demanda en los principales mercados continentales para el consumo de los productos que se dan en España.

Sin embargo, en la semana que ha transcurrido del 8 al 14 de junio los movimientos difieren de los de otros períodos anteriores durante la crisis sanitaria, con aspectos que en cierto modo podrían considerarse preocupantes.

A este respecto, la menor rebaja en el movimiento de camiones en las fronteras terrestres que España tiene con Francia y Portugal se ha registrado el lunes, 8 de junio, con un 6% por debajo de otros registros habituales.

A partir de ese punto, las caídas en el tráfico transfronterizo de vehículos pesados se ha ido acentuando progresivamente en la semana, hasta alcanzar retrocesos más profundos que en períodos anteriores durante el fin de semana.

El martes 9 el descenso es de un 10%, el del miércoles 10 se ha movido hasta un 14%, mientras que tanto el jueves, como el viernes de la semana pasada las caídas en el tráfico transfronterizo de camiones ha registado sendas bajas de un 20% con relación a días de movimiento normal.

Por lo que respecta al fin de semana, el sábado, 13 de junio, la caída es de un 38% y el domingo ha sido el día con menos tráfico de vehículos pesados en los pasos con Francia y Portugal, con un retroceso de un 49% con respecto a otra jornada jornada dominical habitual.

Ese día, en el cruce entre España y Portugal, las salidas hacia las carreteras lusas presentan una rebaja de un 24,46%, mientras que las entradas en territorio español caen un 23,38%.

Al tiempo, en los pasos entre España y Francia, las salidas hacia las vías galas registran un descenso de un 52,68% y las entradas en las carreteras españolas retroceden un 60,66%.