Ya son varios los Estados miembros cuyos Gobiernos ponen en marcha planes de ayuda para la renovación de las flotas de transporte de sus empresas transportistas nacionales sin dejar fuera a las unidades diésel.

La idea es rejuvenecer el parque de vehículos pesados, sobre todo teniendo en cuenta las reducciones de emisiones que implica el uso de vehículos industriales Euro6.

Por ejemplo, Italia ha aprobado una línea de subvenciones para incentivar la renovación de la flota, con ayudas que varían en función de la energía de propulsión, alcanzando los 20.000 euros en el caso de los vehículos de gas natural (GNC o GNL), de 12.000 euros en el caso de vehículos eléctricos y de 8.000 euros en el caso de vehículos diésel Euro 6.

Así mismo, como informa Fenadismer, Alemania pone en marcha este martes 26 de Enero un plan de ayudas por valor de 500 millones de euros y que contempla aportaciones de hasta 15.000 euros si compran camiones fabricados en 2021 que cumplan los requisitos de la norma de emisiones Euro6 con motor diésel, GNL o GNC.

De igual modo, en este mismo país, y como incentivo adicional a la inversión, se ha previsto una línea de subvenciones de hasta 5.000 euros para la adquisición de tecnología de remolque inteligente, como por ejemplo para la medición de la presión de los neumáticos o para el control digital de semirremolques y remolques o bien para la instalación de accesorios aerodinámicos

Fenadismer tiene previsto solicitar al Ministerio de Transportes que contemple «en su Plan de Ayudas para 2021, además de la adquisición de vehículos de transporte propulsados a gas u otras energías alternativas, también la renovación de vehículos nuevos diésel, condicionándolo al achatarramiento de uno de categoría medioambiental inferior, por sus indudables ventajas no sólo medioambientales sino también de seguridad vial».

La patronal argumenta que «hasta la fecha el sector del transporte por carretera desconoce qué porcentaje del presupuesto de 240 millones de euros que el Ministerio de Transportes tiene previsto dotar a la línea de ayudas para la sostenibilidad de la cadena logística irá destinado a la renovación de la flota de camiones, ni tampoco el contenido de la misma».