En 2020, DHL Express invertirá en total 1.000 millones de euros para reforzar su red mundial y mejorar la calidad del servicio ofrecido a sus clientes. Esta cantidad se está destinando a la renovación de la flota de aviones y la ampliación de sus hubs, así como a la búsqueda de nuevas soluciones de transporte que contribuyan a mejorar la calidad del aire.

En esta línea, ha puesto en marcha en Londres un servicio de entrega de paquetería en barco, con el fin de evitar atascos y ofrecer entregas fiables y eficientes dentro de la ciudad. Operada por Thames Clippers Logistics, la embarcación parte cada día a las 07:30 para entregar los paquetes en la capital británica.

Los envíos llegan hasta el muelle de Wandsworth Riverside en vehículos eléctricos y desde allí se desplazan por el Támesis a toda velocidad hasta llegar al centro de Londres, donde el barco se detiene en el muelle de Bankside. Las entregas finales se realizan en bicicleta.

Se trata de un servicio rápido, eficiente y fiable, que permite evitar los atascos en la entrada de la ciudad y seguir avanzando en los objetivos de cero emisiones del operador de cara a 2050.

Anteriormente, el grupo ya había probado las ventajas de combinar el uso de vías navegables con el transporte terrestre en sus redes de entrega en Ámsterdam y Venecia, pero el de Londres es el primer servicio de alta velocidad.

Se enmarca dentro del programa GoGreen para la protección del medio ambiente, con el que se pretenden eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero y la contaminación del aire en las ciudades en las entregas.